El túnel del Tranvía en la finca Adoc es el más largo que se ha ejecutado en la ciudad


Mientras en el exterior el ruido y la furia se suceden, a más de 70 metros por debajo de la Serra Grossa se construye el futuro de la ciudad. Dos meses después de iniciarse los trabajos de perforación en el tramo 0B de la Finca Adoc del Tranvía Metropolitano de Alicante, las piquetas siguen horadando la montaña para que el tren burle el litoral y se esconda en la tierra. De esta forma, antes el ‘trenet’ y ahora el Tram dejará de circular definitivamente por la fachada litoral de la avenida de Villajoyosa y se podrá recuperar, por fin, para el disfrute público en un gran paseo, como está proyectado.
Ya son 84 metros en dos meses de 1.400 que se perforarán cuando terminen los trabajos dentro de un año y medio, aproximadamente. Cuando esté terminado, será el túnel más largo horadado en Alicante, casi el triple que el que conecta el Mercado Central con Alfonso el Sabio y poco más del doble del monte Benacantil, entre las estaciones de Marq y el propio Mercado.
Aquel que atravesó la principal arteria de la ciudad, pese a ser más pequeño, daba más miedo. No fueron pocos los vecinos que intimidados por los rumores temían que se derrubaran las casas. «Ni una taza se rompió», asegura uno de los ingenieros que están al cargo de este trabajo.
A pesar de las diferencias entre ejecutar una obra en plena ciudad, mucho más complicado puesto que hay que tener en cuenta las edificaciones, a otra en una contornada deshabitada, el mimo con el que se han tomado los trabajos ha sido el mismo. «Los controles geológicos son iguales a los que se establecieron en el tramo de Luceros. Cada dos o tres días, viene un equipo de geólogos y toma muestras de las rocas que van apareciendo para analizarlas», explica uno de los responsables.
Y es que, a pesar de la solidez exterior, las montañas de Alicante también han sufrido el paso de los siglos y los hombres, aunque sus heridas no se aprecian hasta que uno no está en sus tripas. «Hemos encontrado algunas fisuras importantes, fruto de las filtraciones de agua por la proximidad del mar, de la propia estratificación de la tierra y también de las explosiones de la cantera».
Aunque ahora parece más un obstáculo al desarrollo de la ciudad, la Serra Grossa le proporcionó a Alicante mucho más de lo que parece. En el siglo XIX fue una cantera, donde se construyó la antigua refinería La Británica, que tanto trabajo dio a los alicantinos. En los duros tiempos de la Guerra Civil, los depósitos subterráneos que se construyeron para proteger el combustible de los bombardeos dieron refugio a miles de alicantinos. Y, ahora, han dejado un espacio que la ciudad podría disftutar cuando se arreglen.
Como regalo de los hombres, a cambio, los barrenos que se utilizaban en las explotaciones han dejado profundos surcos en el interior de la roca que, de vez en cuando, obligan a parar los trabajos, aunque van a buen ritmo: «Avanzamos una media de tres a cuatro metros diarios, dependiendo de lo que nos encontremos», cuentan. Una roca demasiado dura quema las piquetas y retrasa, pero quizás sea más peligroso una magra, que a la punzada se deshace, se queda en polvo.
Lo más complicado fue al principio. «Con una altura de menos de cuatro metros, cuando intentas excavar se te cae la tierra encima», indican a la puerta del túnel, explicando por qué se hizo una cobertura de hormigón proyectado en la boca, que
se puede apreciar desde la carretera. «Se hizo precisamente para aguantar la montaña y que no se produjeran deslizamientos», explica uno de los responsables.
En los primeros metros en el interior, los más delicados, hay un auténtico armazón de hierros, «fundamentales para seguir». Tras ellos, hormigón armado que cose las ‘costillas’ de la montaña. Esto es lo que parece cada arco que ha formado la piqueta. El esqueleto de una obra que se perderá cuando le pongan la ‘piel’ plástica en las paredes que evitará vibraciones de más al paso del Tranvía.
¿Y ahora, a 84 metros de la salida y bajo 120 toneladas por metro cuadrado de presión? «Bien, pero no sabemos qué hay un metro más para allá». A pesar de los controles de calidad, bajo la tierra los únicos amigos que hay son Santo Domingo de la Calzada, patrón de los ingenieros de Caminos, y Santa Bárbara, protectora de los mineros. Una imagen de la santa se encuentra a la entrada del túnel para proteger a todos los que entran. «Incluso los más escépticos le tienen devoción y miran antes de ir a trabajar», cuenta uno de los responsables. Junto a Santa Bárbara se encuentran, como amuleto, las barras de hierro de tres metros que se colocan formando un paraguas antes de picar una zona, que «permiten sustentar el terreno antes de actuar» y que son los elementos a los que agarra el terreno.
La ejecución del túnel se realiza mediante el llamado ‘método austríaco’. Primero se ejecuta la parte superior del túnel, hincando en la roca las barras de hierro formando el arco del agujero y perforando. Así, metro a metro. Después se hará la ‘destroza’ o parte inferior, con lo que se completa el orificio.
A pesar de la longitud del túnel, la orografía no permite el uso de tuneladoras, por lo que se hace con piquetas. Por el momento, sólo se perfora por la parte más cercana a la estación de la Marina, en la curva de la avenida de Villajoyosa. Por aquí aparecerá el Tranvía, una vez haya atravesado un túnel que comienza antes del edificio Helios. Tras la parada de La Isleta, unos metros más allá, se desvía por un paso inferior que atraviesa la avenida de Villajoyosa y, en trinchera, se adentra en la Serra Grossa. En este punto, la superficie se podrá utilizar como plaza pública o como estacionamiento.
Medio centenar de operarios, como media, trabajan en cada uno de los tres turnos diarios de ocho horas en los que se ejecuta el trabajo. «No paramos nunca, ni en festivos. La posibilidad de excavar en plena montaña sin habitantes alrededor lo permite», indican los responsables del proyecto. El futuro está a tiro de piedra.

enllaç

Aquesta entrada s'ha publicat en Especial, Línies TRAM, Obres en procés, Soterrament, TRAM i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s