El primer tranvía en 45 años


Cuarenta y cinco años después de que el último tranvía circulara por San Vicente, este renovado sistema de transporte regresó la pasada madrugada al municipio, aunque lo hizo todavía en fase de pruebas. Cuando el último convoy cubrió el trayecto en 1966, la Universidad de Alicante todavía no había sido creada. Ahora, en cambio, la parada más importante de la línea 2, que une el Marq con el Centro de Salud II, se realiza en la puerta del campus y tiene una capacidad de mil personas.
A las 12.20 de la medianoche y a un ritmo similar al paso de una persona, el vehículo de color naranja cruzó por debajo del puente de la autovía y se adentró en el término municipal del Raspeig. Allí le esperaba el concejal de Seguridad y Tráfico, José Vicente Alavé. El convoy iba rodeado por una comitiva de medio centenar de técnicos y responsables del Gestor de Transportes y Puertos (GTP), Ferrocarriles de la Generalitat (FGV) y de las empresas que participan en la obra.
Las pruebas se habían iniciado poco antes frente a Ciudad Jardín. Como en la noche anterior, las pruebas de gálibo se realizaron a una velocidad lenta, con el fin de comprobar que las distancias entre el tranvía y el resto de los elementos son las correctas. Además, se supervisó el buen funcionamiento de las señales y los semáforos que ya están funcionando.
Cuando el convoy, acompañado por la amplia comitiva de técnicos, se adentró en el término de San Vicente, la Policía Local de esta localidad dio el relevo a los agentes alicantinos, con el fin de controlar que el vehículo pudiera cruzar las calzadas sin generar problemas en el tráfico de vehículos.
Precisamente, esto es lo que se busca con estas pruebas, que se prolongarán a lo largo de nueve semanas. Ahora se han comenzado de noche con el fin de afectar lo menos posible al paso del resto de los vehículos. Más adelante se empezarán a probar en horario diurno, pero no en horas punta y finalmente se ensayará en otros tramos horarios.
Anoche el tranvía atravesó las rotondas sin generar grandes problemas. Los conductores que pasaban por la avenida de Alicante miraban con curiosidad la circulación del convoy.
El vehículo que ayer se utilizó, que es uno de los que cubren habitualmente las líneas del TRAM, nada tiene que ver con los viejos convoyes que cubrían la línea cuarenta y cinco años atrás. Según consta en el libro «150 años de camino de hierro en San Vicente del Raspeig», de Ángel Peña Ligero, el último tranvía entre Alicante y San Vicente del Raspeig partió a las diez y media de la noche del 30 de abril de 1966. El precio que entonces pagaban los usuarios era de tres pesetas –0,018 euros– para el billete ordinario y de 3,70 para ida y vuelta.
Ahora, con el precio del trayecto en 1,15 euros, San Vicente vuelve a conectarse con el centro de Alicante a través de la línea 2 del tranvía, que llega hasta el centro de la localidad.
El TRAM se estrena en el municipio con tres paradas –Santa Isabel, Universidad y Centro de Salud II–. Pero ya se está trabajando en prolongar en el futuro la Línea 2 a través de la calle Ancha de Castelar con el fin de llegar hasta el Hospital.

enllaç

Aquesta entrada s'ha publicat en Especial, L2, Línies TRAM, TRAM i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s