El tranvía se abre camino por la Serra Grossa


Los trabajos bajo tierra no descansan. Las máquinas pican la roca día y noche para que el Tram pueda comenzar a circular por su mayor paso subterráneo a partir del próximo año.

El trabajo no se ve, pero sigue sin descanso. En las entrañas de la Serra Grossa decenas de obreros trabajan día y noche para abrir camino al tranvía por el corazón de la montaña. El túnel que atravesará este hito paisajístico avanza cuatro metros por día y ya se ha excavado cerca de medio kilómetro, un tercio de la longitud prevista. La perforación del paso subterráneo, el más largo de la red, arrancó en la zona más próxima a Sangueta, pero dentro de unas semanas las máquinas comenzarán a ahondar en la montaña por el otro extremo -a la altura de la urbanización Monte y Mar de la Albufereta- hasta coincidir en el interior de la montaña.
Esto será posible por el avance de las obras en la zona más próxima a la Isleta, donde ya se han terminado los trabajos previos a la construcción del falso túnel que atravesará la avenida de Villajoyosa. Esta medida ha permitido abrir los cuatro carriles de la conocida como carretera de la Cantera de forma provisional, hasta que comience la reurbanización de toda la zona. Aunque circulen los coches, los trabajos continuarán bajo tierra para hacer el paso subterráneo bajo la calzada y continuarlo hasta encontrarse con la montaña, como explican desde el ente gestor de Transportes de la Generalitat (GTP). En el entorno, también se iniciarán esta semana los trabajos para retirar las vías que ya no se utilizan del litoral y poder iniciar la primera fase del paseo del Plan Bahía.
Pero la actuación de mayor envergadura es la del túnel, en la que se invertirán alrededor de 30 millones de euros. El boquete abierto en la montaña, de diez metros de ancho por ocho de alto, deja entrever la espectacularidad de la actuación. Los camiones entran y salen por la abertura y, en el interior, se abre un largo pasillo entre las rocas que ya alcanza los 450 metros. Al llegar al final, una máquina pica la piedra sin descanso para ir abriendo camino. Allí desemboca un enorme tubo aéreo que expulsa aire para ventilar el interior del túnel y hacer los trabajos más confortables. La velocidad de la excavación depende de la calidad del terreno y de si hay fisuras o no, como señalan desde el GTP. Un geólogo examina los tramos excavados en la roca para determinar el refuerzo necesario en las paredes. Desde GTP explican que se sigue el método austríaco. Primero se excava la parte superior, lo que sería el techo del túnel. Después los laterales y, por último, se escarba el suelo para hacer una contrabóveda por la que discurrirán las vías del Tram.
Las obras del túnel comenzaron en agosto y, si los trabajos continuan a este ritmo, podrían concluir a finales de año o principios del que viene. Fuentes del GTP indican que la intención es que a lo largo de 2012 el Tram pueda circular por este paso subterráneo, que permitirá mejorar la frecuencia de los tranvías porque dispondrán de una doble vía, una en cada sentido. Además, la eliminación de las actuales vías de la primera línea del litoral posibilitará la construcción de la segunda fase del paseo marítimo que conectará la zona del Cocó con la Albufereta.

enllaç

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en Especial, Obres en procés, TRAM i etiquetada amb , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s