El tranvía a la Universidad, sin fecha de salida


Acabaron las obras en febrero, en marzo se inauguró la línea 2 del Tram de Alicante hasta la Universidad, pero no funciona. Y por ahora no hay noticias oficiales sobre su puesta en marcha. Los usuarios están indignados porque tras soportar cuatro años de obras y escuchar varios anuncios, el tranvía a Sant Vicent no estará listo para este inicio de curso.

El último anuncio lo hizo el pasado martes la consejera de Infraestructuras y Transportes. Isabel Bonig, quien aseguró en el aeropuerto de Alicante que durante la semana se sabría cuándo comenzaría a funcionar tras recordar que manejan “un pliego muy prolijo y complejo desde el punto de vista técnico y jurídico y en estos momentos se está analizando por parte de los servicios jurídicos de la consejería toda la documentación económica presentada por la empresa”.

El expresidente Francisco Camps y las alcaldesas de Alicante y Sant Vicent, Sonia Castedo y Luisa Pastor, respectivamente, hicieron el trayecto de pruebas antes de la pasada campaña electoral. El entonces consejero, Mario Flores, anunció su puesta en marcha en Fogueres, luego se retrasó al principio del verano, pero pasan las semanas y los meses y todo sigue igual.

“No hay novedades, se intenta resolver y tampoco hay fecha”, dijeron a este periódico responsables de la Administración valenciana. La nueva consejera admitió que “a veces los políticos nos precipitamos al dar fechas”.

La cuestión es que nadie da una explicación, empezando por la unión temporal de empresas (UTE) integrada por Subús, del grupo Vectalia, y Vossloh, fabricante de trenes y tranvías, que fue la única oferta presentada el pasado 28 de febrero al concurso público para su explotación.

El retraso en la adjudicación es “inexplicable” y empieza a cundir el malestar entre usuarios y diversos colectivos. No es para menos. La inversión en esta obra supera los 100 millones de euros, se ha causado molestias a los vecinos durante los cuatro años que duró la obra y ahora nadie sabe cuándo entrará en funcionamiento.

La consejería todavía no ha resuelto el concurso para la explotación de esta línea del tranvía de Alicante, cuyo pliego de condiciones incluía como garantía un depósito de 15 millones de euros. Otras fuentes consultadas achacan el retraso a que exigía el pago “en concepto de infraestructuras” de una importante cantidad de millones de euros y, al parecer, la UTE no consiguió los avales bancarios necesarios.

Por este motivo, el Consell tuvo que modificar el pliego de condiciones y buscar una fórmula alternativa. “La Generalitat no va a regalar la operatividad de la línea 2 a una empresa privada, necesita garantías y, además, como se trata de la primera explotación privada del servicio no quiere equivocarse, porque un error sentaría un precedente para el futuro”, admite un responsable próximo a la negociación, que prefiere mantenerse en el anonimato.

La cuestión es que una inversión de 100 millones está inactiva. La puesta en marcha de sus 14 paradas a lo largo de todo el recorrido supondrá la reducción de un 22% del tráfico de vehículos entre la Universidad, Sant Vicent y Alicante, unos 3,5 millones de coches cada año.

enllaç

Aquesta entrada s'ha publicat en Especial, Inaguració, L2, Línies TRAM, TRAM i etiquetada amb , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s