El TRAM torna a unir Altea i Calp després de més de 3 mesos cubrint el servei mitjançant autobús


Por primera vez desde que descarrilara un vagón del TRAM el pasado 28 de agosto, y tras las obras de mejora ejecutadas por FGV, esta línea de transporte público ferroviario vuelve a estar operativa para satisfacción de los viajeros. En este tiempo -poco más de tres meses- han podido continuar utilizando la línea que une las dos marinas recorriendo el trayecto desde la estación de Olla de Altea hasta la de Calp en autobús, algo que les ha alargado aún más el viaje. Y es que, aunque ayer en general los usuarios mostraban su satisfacción con los arreglos realizados en este tramo -que arrastraba problemas de hundimientos de la vía desde hacía años-, lo cierto es que por muy bien que éstos hayan sido ejecutados no mejoran la velocidad ni la eficiencia de un servicio que en pleno siglo XXI sigue a gasoil y tardando en recorrer 25 kilómetros lo mismo que la Alta Velocidad lo hace para 350: una hora. (Desde la Olla de Altea a La Vila Joiosa se sigue tardando una hora, es decir, media hora más de lo que se tarda en coche pese a no tener que sufrir atascos ni imprevisto alguno en la carretera).
Pero ayer no era un día de quejas, sino de celebración, incluso para aquellos que no habían leído, los días previos, los carteles en los que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana anunciaba en las diferentes estaciones que con el restablecimiento de la línea los horarios volverían a pasar a los habituales y no a los estipulados con las obras. Tal circunstancia hizo que más de uno calculara mal y perdiera el transbordo que aún debe realizarse en Benidorm si uno quiere continuar más al sur o al norte de la citada estación. Cabe recordar que pese a los millones de euros prometidos y anunciados a bombo y platillo durante los últimos años, el TRAM sigue siendo de primera hasta Benidorm, y de segunda el resto del trayecto, que no está electrificado.
Los hubo también que sí se enteraron del servicio y lo aprovecharon para cogerlo por primera vez para bajar de Calp a la Olla, sobre todo ciclistas y extranjeros que disfrutaron del buen tiempo para hacer turismo. El resto de pasajeros que ayer se dirigían hacia Calp o iban del norte de Las Marinas al sur no se apearon, pudiendo completar el trayecto como venían haciéndolo antes de las obras.
“Con el autobús se tardaba mucho más -explicó ayer una usuaria- porque te obligaba a hacer un nuevo transbordo, después de hacerlo en Benidorm, y a veces había atasco y se tardaba el doble que en el tren. Hubo un par de veces incluso que tuvimos que esperar mucho más tiempo porque como el tren venía lleno, y el autobús sólo tenía 55 plazas, hubo que esperar a que bajara el otro para recogernos al resto de viajeros que no cupimos en el primero”.
FGV contrató ese tiempo dos autobuses para cubrir la línea que partían, tanto para ir como para regresar, a y 35, cuando ahorra los trenes llegan a en punto y a menos un minutos. Según aseguró ayer una operaria de la estación, los trabajos para restablecer el servicio se han hecho en un tiempo récord, y los operarios han estado “trabajando día y noche” desde que empezó la obra, “que estaba prevista, incluso antes del descarrilamiento”, recordó.

2,7 millones ejecutados y 18 aún sin utilizar

Según informó FGV se han invertido 2,7 millones de euros en garantizar la seguridad de los usuarios de esta línea, con la construcción de tres viaductos en este tramo necesarios para consolidar el trazado de la vía. Cabe recordar que los problemas que venía originando este punto “negro” de la línea 9 del TRAM era el origen, según afirmaron en su día desde FGV, del incumplimiento sistemático del horario de trenes, de tan sólo uno cada hora, que hay entre Dénia, Altea y Benidorm. Al parecer, un terraplén que había en la zona de la Olla era el causante, ahora corregido, por lo que en principio no deberían de producirse nuevos retrasos.
Por otra parte, queda en suspenso saber qué ha pasado con los cerca de 18 millones de euros licitados en 2007 por el Ente Gestor de la Red de Transportes y Puertos de la Comunidad (GTP) para la tranviarización del tramo Benidorm-Altea, de apenas 9 kilómetros. Según afirmó hace dos años el entonces conseller de Transporte, Mario Flores, las obras de mejora del trazado terminarían en 2010, aprobándose entonces la electrificación que permitiría “conectar la Villa Blanca con Alicante en menos de una hora”, algo difícil si en ese tiempo sólo se llega hasta La Vila Joiosa, a otros 50 minutos en TRAM de la capital provincial.

enllaç

Aquesta entrada s'ha publicat en L9, Línies TRAM, TRAM i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a El TRAM torna a unir Altea i Calp després de més de 3 mesos cubrint el servei mitjançant autobús

  1. Daniel K ha dit:

    La electrificación del trayecto Benidorm-Denia, con doble vía, e incluso salvando algunas curvas de ladera con pequeños viaductos ayudaría a reducir el tiempo de viaje, sin duda.
    Pero uno de mis temores actuales es que hayan volcado mucha expectativa (sobre todo por las posibles plusvalías y negocios indirectos generados) en el auto-denominado tren de la costa de “alta velocicdad”, cuando la potenciación y mejora de esta línea existente y su conexión con Gandía debería ser el verdadero tren de la costa.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s