El contrato programa de FGV abre la puerta al sector privado


El modelo penaliza a los directivos de la empresa que superen el límite de gasto

El Gobierno autonómico firmará con Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) un contrato programa de carácter plurianual que entrará en vigor a partir de 2013 y que contemplará la posibilidad de que la iniciativa privada entre en la gestión de la mercantil, que continuará conservando su actual estatus de empresa pública.

De acuerdo con los primeros borradores del contrato programa a cuya información ha tenido acceso este periódico, la Generalitat dejará de transferir subvenciones a FGV y pagará en función del número de pasajeros. El Consell, asimismo, marcará los servicios que ha de prestar la empresa que gestiona el Metro de Valencia y el Tram de Alicante. La Generalitat financiará algunos tramos de la red que suponen un elevado gasto pero que se consideran un servicio público porque las poblaciones que se atienden no tienen alternativas de transporte si no es FGV.

En todo caso, según fuentes conocedoras del proceso de negociación consultadas por este diario, la Generalitat asumirá únicamente el coste que FGV no cubre con los ingresos por pasajeros. Con los datos de este ejercicio como referencia, esta cantidad se elevaría a 75,6 millones de euros, equivalentes al sesenta por ciento del presupuesto.

Para determinar qué parte debe aportar la Generalitat, resulta necesario conocer el Índice de Cobertura, que se extrae de la división entre los ingresos de explotación -billetes más ingresos atípicos como publicidad, alquiler espacios comerciales, paso de fibra óptica- y los gastos de explotación (los gastos generales menos la amortización y el gasto financiero). En Metrovalencia en 2011, último ejercicio cerrado, es del 49,91 por ciento, dado que los ingresos ascienden a 51,6 millones y los gastos a 103,5. En el TRAM, los gastos de funcionamiento en 2011 ascendieron a 29,9 millones, con unos ingresos de 6,8, lo que arroja un índice de cobertura del 16,39%. En conjunto el índice de cobertura de FGV es de un 40,3% por ciento según datos de 2011.

Penalizaciones

Con este nuevo modelo, que se aplicará a otras empresas públicas, FGV tendrá que ceñir sus gastos al contrato programa y verá limitado el presupuesto de la empresa. Además, contempla penalizaciones y sanciones a los directivos de la mercantil en el caso de que se incumplan los objetivos presupuestarios.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s