Los billetes de tren de cercanías y regionales se incrementan un 16% en menos de un año


La subida de tarifas en enero por la revisión anual del IPC se sumará a las que se aplicaron en mayo y septiembre de 2012

Los billetes de los trenes de cercanías y media distancia experimentarán una subida total del 16% en menos de un año, una vez que se haga efectiva la revisión anual de las tarifas este mismo mes de enero. En los próximos días, según lo anunciado a finales de diciembre por el Ministerio de Fomento, los precios se incrementarán en un 3%, tomando como referencia el índice de precios al consumo (IPC) del mes de noviembre, que se situaba en un 2,9%. Sin embargo, ese aumento, habitual en estas fechas, se añadirá a los aplicados en mayo y septiembre de 2012, y que supusieron en conjunto un aumento de los billetes cercano al 13%.

De esta forma, un billete sencillo de Alicante a Elche, que costaba 2,15 euros en abril del año pasado, se situará en aproximadamente 2,70. Si el viaje es desde la capital de provincia a Orihuela, la oscilación será de 3,70 euros hasta probablemente 4,20. La diferencia será todavía más significativa en algunos trayectos de media distancia con precios algo mayores; así, por ejemplo, un billete de Alicante a Villena podría sobrepasar los 6 euros, y uno a Valencia se quedaría al borde los 20, en el tipo de tren más habitual en ambos casos. Por su parte, ir de Alcoy a Valencia rondará los 10 euros.

La subida de precios registrada en mayo de 2012 fue la mayor de las aplicadas en al menos un lustro, ya que supuso que las tarifas se incrementaran de golpe casi un 11%. La revisión por el IPC no se había aplicado al comienzo del año pasado, pero el aumento que finalmente se llevó a cabo superó con creces la variación interanual del principal índice que mide el coste de la vida. A eso se sumó otra circunstancia, puntual pero que repercutió muy directamente en el bolsillo del viajero: la subida del IVA. El cambio del tipo impositivo de los billetes supuso otro incremento del 2% en los precios.

Estas subidas han sido homogéneas en todo el territorio nacional, aunque los precios de los trenes de cercanías siguen variando entre distintos lugares del país. Para encontrar un ejemplo no hay que salir siquiera del territorio autonómico: un abono mensual de Alicante a Elche –de los que permiten sólo dos viajes diarios– cuesta ahora mismo 65,55 euros, frente a los 59 que cuesta otro para un trayecto similar en el entorno de Valencia, para ir, por ejemplo, de la capital de la Comunidad a Algemesí. Los billetes sencillos en Alicante eran hasta hace poco los más caros del país, pero ahora se han estabilizado en el conjunto del territorio; incluso, por ejemplo, es ya más caro ir de Valencia a Xàtiva (4,25 euros) que de Alicante a Orihuela (4,10).

Frecuencias bajas
La subida de los trenes de media distancia puede tener un efecto disuasorio en su utilización, en un territorio donde las frecuencias diarias de estos servicios son escasas. Una de las circunstancias más paradójicas es que, hoy por hoy, haya menos opciones para viajar de Alicante a Valencia en un tren regional que las que ofrece la maltrecha línea que comunica la capital autonómica con Alcoy a través de Xàtiva. Esta última, cuya continuidad se ha confirmado al declararse de servicio público tras varias semanas de especulaciones en torno a un hipotético cierre, ha tenido tradicionalmente el bajo precio de los billetes y la circulación de los trenes a horas más o menos estratégicas como principales puntos fuertes para su utilización. Sin embargo, la subida de las tarifas puede convertir este factor en negativo, unido al tiempo que se invierte en el trayecto debido al mal estado de la vía.

En cuanto a la conexión Alicante-Valencia, la existencia de sólo tres servicios diarios por sentido obliga a muchos posibles pasajeros a utilizar trenes de largo recorrido, o los deriva al autobús en el peor de los casos. La diferencia de precio entre un tren de media distancia y un Euromed es de casi 11 euros, con una media hora menos de viaje en este último caso.

ALTERNATIVAS DE VIAJE
Un cercanías cada dos horas de Alicante a Elche en fin de semana
La óptima frecuencia de los trenes de cercanías de lunes a viernes cambia los fines de semana, sobre todo por las mañanas. En ese momento circula sólo un tren cada dos horas.

LAS CIFRAS
13%
Subidas durante 2012
Las dos subidas aplicadas en 2012 en los precios de los trenes de cercanías y media distancia suman un 13%. La más fuerte fue la primera de ellas, que se produjo en el mes de mayo.

19,35 EUROS
Billete de Alicante a Valencia
Viajar de Alicante a Valencia en un tren de media distancia costaba 16,55 euros hace menos de un año, pero ahora se acerca ya a los 20 euros.

USUARIOS DEL CERCANÍAS
Más de 4 millones de viajeros durante 2011
El servicio de cercanías de Alicante registró en 2011 un movimiento de 4.351.000 viajeros, según los datos que aparecen en el último anuario de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. Esta cifra incluye tanto las líneas que van de la capital de la provincia a San Vicente del Raspeig y Murcia como la que comunica esta última ciudad con Lorca y Águilas. La demanda es la cuarta más baja de entre los 12 núcleos de cercanías que explota Renfe en toda España; sin embargo, el volumen de pasajeros se incrementó el citado año un 1,1% en relación a 2010. Además, hay que tener en cuenta que el grado de implantación del ferrocarril y la población del entorno de Alicante y Murcia no puede compararse con aglomeraciones urbanas como las de Madrid y Barcelona, con 233 y 106 millones de viajeros anuales, respectivamente. Las principales estaciones del núcleo de cercanías alicantino en la provincia son, junto con la de la capital, las de Elche (dos), Orihuela, Callosa de Segura y San Vicente del Raspeig.

Por otra parte, el servicio de media distancia es especialmente utilizado, aparte de en la capital, en la localidad de Villena, gracias a la céntrica ubicación de su estación. Por ella pasan las principales líneas de media distancia, Valencia-Murcia y Ciudad Real-Alicante, que en 2011 movieron 377.442 y 245.125 pasajeros, respectivamente; el uso de esta última creció de forma notable al crearse un servicio diario nuevo. Por su parte, la línea Valencia-Alcoy tuvo 154.779 viajeros.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s