El Ayuntamiento elabora un informe para que no se derribe la estación de Adif


Técnicos de Urbanismo y Cultura enviarán a la empresa pública un estudio que permita proteger el edificio original del siglo XIX

Técnicos municipales de las concejalías de Urbanismo y Cultura elaboran un informe para rehabilitar de manera íntegra la estación de Adif y que ésta recupere la estructura original del siglo XIX, según afirmó ayer tras la Junta de Gobierno Local la portavoz, Marta García-Romeu. «Seguiremos defendiendo el mantenimiento íntegro de la estación y la puesta en valor de toda ella, empezando por la fachada norte (aquella que da a la calle Bono Guarner)», manifestó la también concejal de Urbanismo.

De esta manera, explicó la posición municipal tras el último informe de alegaciones emitido por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del Ministerio de Fomento, en el que pedía derribar la actual estación al considerarla incompatible con la proyectada intermodal, en un futuro. Frente a las intenciones de la empresa pública, el Ayuntamiento remitirá este informe para que cambie el proyecto según el convenio firmado en el año 2004 por las tres administraciones para la llegada de la Alta Velocidad a la provincia.

Este primer borrador de intenciones recogía la obligación de realizar una estación intermodal, capaz de aglutinar varios medios de transporte como el AVE, ferrocarril convencional y Cercanías con autobuses y tranvía. Incluía, además, una amplia zona comercial con hotel, un gimnasio y oficinas, entre otras. Bajo esta premisa se realizó un anteproyecto por la mercantil Riofisa, que explotaba las estaciones comerciales hasta su suspensión de pagos, que dejó colgada toda la actuación.

La postura del Ayuntamiento es que se aprovechen las obras que se acometen estos días para la llegada del AVE a Alicante, prevista para el próximo mes de junio, para que comiencen los trabajos en dicha fachada norte, a la vez que se ejecuta la nueva terminal de Alta Velocidad. «Queremos que sea un primer paso para la rehabilitación íntegra de la estación, aunque ahora no sea posible», admite la concejal. De hecho, en el estudio que realizan los técnicos municipales se incluye un presupuesto detallado de la futura obra para que se puedan guardar los fondos necesarios para ejecutarla en su tiempo. Además de esta protección, el Ayuntamiento insiste en la llegada soterrada de la Alta Velocidad hasta Alicante, que se ha quedado bloqueada a unos 800 metros de los andenes que se ejecutan estos días.

El AVE llegará, pues, de manera semisoterrada a Alicante, aunque el proyecto definitivo no concluirá en junio. Está previsto que en posteriores fases se vayan ejecutando primero los andenes centrales y después los laterales hasta que las llegadas de todos los trenes sean también en subterráneo. No obstante, esto dependerá de la futura financiación que obtenga la sociedad Avant (compuesta por Ayuntamiento, Generalitat y Ministerio de Fomento), al igual que la construcción de la futura estación intermodal, por lo que las administraciones todavía están a tiempo de negociar qué tipo de estación quieren para el Alicante del siglo XXI. El trabajo de los técnicos municipales será la base para el Ayuntamiento, según explicó ayer Marta García-Romeu.

De hecho, desde Adif quisieron aclara ayer que las alegaciones que han presentado no buscan derribar la actual estructura de la estación de Alicante, «sino hacerla compatible con la intermodalidad» que se pretende en la nueva terminal, según el convenio firmado en 2004, y que la protección no lo impida. Sobre el proyecto definitivo, se mostraron a favor del diálogo entre las administraciones dentro de la sociedad Avant de la que forman parte.

Sin protección actual

La estación de ferrocarril de Alicante es una de las más antiguas de España, con más de 150 años de existencia. Sin embargo, no tiene ningún grado de protección, salvo la estructura metálica de la cubierta. De hecho, en las sucesivas remodelaciones que se han hecho a la terminal han dejado oculta la fachada original. En la última se instalaron unos bloques de granito que son los que se pueden apreciar hoy exteriormente en la fachada.

Tampoco tenían protección los tinglados adyacentes a la terminal, que finalmente han sido demolidos para construir allí la nueva terminal de Alta Velocidad, a pesar de la oposición de los partidos políticos y de algunas asociaciones culturales y de defensa del patrimonio como Alicante Vivo.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s