Buscan trenes en otras líneas de AVE para para poner en marcha las de Alicante


El ministerio recurrirá a unidades en servicio de otras líneas para que arranque la alta velocidad con Madrid. Renfe no puede planificar las frecuencias del AVE como le exigen los empresarios y Castedo porque aún se ignora cuántos trenes tendrá

La falta de previsión del Ministerio de Fomento a la hora de planificar la puesta en marcha de la línea de alta velocidad entre Alicante y Albacete (el tramo hasta Madrid está en servicio desde hace dos años), ha provocado que a poco más de un mes para el comienzo de las operaciones, el ministerio no sepa con qué trenes podrá contar para cubrir el servicio, ni el número de frecuencias.

El problema, a 27 días de la inauguración, es que Renfe sólo dispone de unas 9 unidades del tren S-100 (fabricado por Alstom, la misma empresa que ha instalado el servicio de señalizaciones en las vías), los únicos que son compatibles con el sistema de seguridad adaptado al tramo ferroviario, lo que les permitiría alcanzar, sin necesidad de homologación, velocidades punta de 300 km/hora. Trenes AVE que, además, prestan hoy su servicio en la línea Madrid-Málaga, lo que obligará a Renfe a utilizar, en un principio, varios tipos de trenes y no todos con el “software” de seguridad adaptado, de ahí la limitación de velocidad durante 6 meses. Los S-100 tienen 16 años de servicio y fueron remodelados en 2007.

Falta de previsión que es la causa, además, de que el tiempo de viaje en el trayecto del AVE entre Alicante y Madrid sea de 2 horas y 30 minutos en una primera fase, a no ser que Renfe pueda disponer de alguna unidad del S-100, que con servicios directos le permitiría cubrir la distancia entre Alicante y Madrid en 2 horas y 15 minutos. Lo que sí aseguran fuentes del ministerio es que si todo marcha como esperan los técnicos, una vez testado el nuevo sistema de seguridad (ERMST-2), el tiempo de viaje entre Alicante y Puerta de Atocha pueda hacerse en unos 125 minutos en enero de 2014.

El déficit de flota para cubrir el servicio en alta velocidad desde el primer día entre Alicante y Albacete no sólo demuestra los errores de planificación del actual equipo de Fomento (adjudicó la señalización del tramo en enero de 2012), sino que deja al descubierto la etapa de despilfarro que se vivió en los años anteriores. El AVE entre Madrid y la Comunidad Valenciana ha costado unos 9.000 millones de euros y, por no tener, no tiene ni unificados los sistemas de seguridad y señalización, como lo demuestra que el tramo directo Valencia-Madrid (391 kilómetros) tiene un modelo y el Alicante-Albacete, otro.

Y lo mismo ocurre con el resto de líneas. Diferentes sistemas de comunicación y varios modelos de trenes, cada uno de un fabricante diferente. Victoriano Ortega, sindicalista ferroviario de CC OO, lo resumió ayer: “Aquí tiramos con pólvora de rey y ahora nos pasa lo que nos pasa. Trenes parados en los hangares y cuando se necesitan para la línea Alicante-Albacete hay que volver a equiparlos. Es increíble que ni se sepa el tipo de tren”.

Paradójicamente y a falta de que Renfe, presa de la imprevisión de Fomento, pueda saber con qué trenes contará para arrancar la línea y, por lo tanto, las frecuencias entre Alicante y Madrid, los trenes que podrían cubrir el servicio sin restricciones de velocidad (el periodo de homologación obliga utilizar durante seis meses el sistema de frenado automático Asfa digital que limita la velocidad máxima de a los 200 km/hora), son los “viejos” Euromed, que se retiraron del corredor Alicante-Barcelona el 1 de noviembre de 2009.

Se trata de trenes AVE fabricados por Alstom en los años 90 y que entraron en servicio en Alicante el 16 de junio de 1997, una vez que fueron adaptados para circular por las líneas convencionales. Trenes que llevan instalado el sistema de señalización y seguridad del corredor Alicante-Albacete, y remodelados completamente en 2007. Ortega apuntó ayer que “son confortables y con todo lujo de detalles. Por ahí no hay ninguna pega. Un tren con 16 años está en su mejor momento y, además, la edad media de la flota de Renfe está entre 4 y 6 años, nuevos para el mundo ferroviario”.

Enlace

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s