Los grandes ejes ferroviarios del siglo XXI olvidan las comarcas del interior


L’Alcoià, El Comtat, la Foia de Castalla y la Vall d’Albaida se quedan al margen del AVE, la futura línea por la costa Alicante-Valencia e incluso del Corredor Mediterráneo

Los gobiernos de Franco decidieron que la autopista cruzara la provincia de Alicante por la costa. Esto, en 2013, parece una obviedad, pero a principios de los años setenta no lo era tanto: los estudios previos incluyeron el trazado por el interior, por las comarca de l’Alcoià y El Comtat, porque el recorrido era bastante más corto que el que finalmente se hizo. Primaron los intereses turísticos. Los gobiernos de la democracia actúan de forma similar, especialmente en materia ferroviaria, ya que las grandes líneas ejecutadas o en fase de proyecto olvidan l’Alcoià, el Comtat, la Foia de Castalla y la Vall d’Albaida.

El lunes se estrena el AVE Madrid-Alicante, del que se debate si se extiende a Benidorm o a Elche, pero jamás se ha contemplado una eventual conexión a las comarcas interiores, que para colmo se encuentran con los problemas generados en el entorno a la estación de Villena: el acceso desde la autovía habría implicado una conexión rápida a la estación; sin él, puede resultar más rentable coger el AVE en Alicante e incluso en Valencia, por la menor duración del trayecto.

Que el AVE no llegara a las comarcas interiores entraba dentro de lo razonable, pero hace dos años se planteó con seriedad la creación de un tendido ferroviario Valencia-Alcoy-Alicante, que las autoridades contemplaron y que, formalmente, fue desechado. El gobierno central y el autonómico han optado por una conexión entre ambas capitales por la costa, atendiendo otra vez al turismo y a la mayor población.
En tercer lugar, queda el famoso Corredor Mediterráneo, llamado a privilegiar las conexiones con el norte de España y con Europa en general, pero cuyo diseño, otra vez, deja las comarcas al margen, al haberse suscitado el uso de los trayectos vigentes, procedentes de Valencia y que se bifurcan en La Encina. En este caso, la Generalitat Valenciana había previsto un parque logístico en Villena, destinado a ser la vía de entrada para estas comarcas industriales. El Consell, sin embargo, ha abandonado el proyecto por falta de recursos económicos; no obstante, hace apenas dos semanas el Pleno del gobierno autonómico aprobaba desarrollar parques logísticos en el entorno del futuro tren de la costa, algo que ha sorprendido en medios políticos, ya que el anuncio llega justo después de haberse desestimado el otro por falta de recursos.
Así las cosas, las comarcas interiores se quedan con la línea Valencia-Xàtiva-Alcoy como única vía de comunicación por vía férrea. En unos tiempos en los que se barajan velocidades de hasta 350 kilómetros por hora en el AVE de Valencia, el ferrocarril hasta Alcoy se ve obligado a circular a 20 por hora en un puente de Albaida y apenas supera los 55 por hora hasta la capital setabense; después, en las planicies de la huerta valenciana, allí acelera como cualquier tren de cercanías.

El AVE Alicante-Madrid tardará 2 horas y 20 minutos en cubrir el viaje, con la previsión de reducirse a 2 horas 05 a finales de este mismo año; el tren del interior sale de Valencia a las 19,50 horas y llega a Alcoy a las 21,55, necesitando 2 horas y 5 minutos para cubrir 120 kilómetros y obligando a los viajeros a bajarse y cambiar de tren en Xàtiva. Otros viajes son más “rápidos”: el que sale de Alcoy a las 6,20 llega a Valencia a las 8.09.

Los gobiernos central y autonómico pactaron en 2010 -en un acuerdo formalizado por el ministro Blanco y el presidente Camps- una reforma integral de la línea que incluía la inversión de más de 60 millones de euros. La iniciativa quedó en eso, en una firma de papeles que no ha tenido más consecuencia, porque la línea sigue igual. Para este año, Fomento consignó 100.000 euros con el fin de acometer “mejoras” en el trazado, algo que se consiguió de la mano de la diputada del PP Amparo Ferrando; pero a día de hoy, cuando ha transcurrido casi medio año y con el verano a las puertas, nadie sabe en qué se va a invertir este dinero, que, de cualquier manera, en términos ferroviarios apenas servirá para alguna reparación mínima.

Así las cosas, estas comarcas se tienen que conformar con la autovía central como única infraestructura de comunicación moderna, que permite viajar de Alcoy a Valencia en muy poco más de una hora y a Alicante, en 35 minutos. Esta gran infraestructura, que ha costado más de 300 millones de euros, se empezó a gestar en 1990 con Joan Lerma como presidente de la Generalitat y se terminó el 28 de octubre de 2011, con la apertura de los túneles del Barranc de la Batalla.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s