Alicante no se baja del coche


El Consistorio se basará en este estudio realizado a 14.000 ciudadanos para modificar las líneas de transporte públicas de la ciudad

Los datos del Plan de Movilidad Urbana demuestran un aumento del número de desplazamientos en vehículo privado

Los primeros datos avanzados del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) que maneja el Ayuntamiento demuestran que el vehículo privado todavía es una opción mayoritaria entre los alicantinos. Según los datos aportados en una reunión con vecinos convocada el lunes, han aumentado los desplazamientos en coche por la ciudad de un 43% a un 45% desde 1999, mientras que el uso del transporte público se ha reducido (11,5% actual frente a 12% de 1999) a pesar de que ha aumentado el número de líneas e, incluso, medios, como el Tranvía.

El PMUS, que se aprobará dentro de unos meses, es el documento por el que se modificará la red de transporte urbana. Con él se pretende optimizar las zonas y reservas de espacios para las necesidades de movilidad de la población; analizar qué viales se necesitan y los modos de transporte públicos y privados.

En la actualidad, está en una fase inicial, de sondeo, para conocer la realidad de la ciudad. Para ello se ha hecho una macroencuesta, en invierno y verano, con 14.000 vecinos en las 171 zonas en las que se ha dividido la ciudad para conocer cómo se mueven por el casco urbano y cuáles son sus necesidades en materia de circulación y transporte.

Entre los aspectos más destacados cabe resaltar la «alta motorización» que tiene la ciudad, según explicó el técnico de la empresa. Alicante cuenta con 675 vehículos por cada mil habitantes, que se explica por la gran extensión de las zonas periféricas como la Albufereta, playa de San Juan, Urbanova o las pedanías. Los residentes en todas estas zonas casi se ven obligados a bajar con su coche a la ciudad, lo que explica este gran número de coches.

Para la playa, la Conselleria de Infraestructuras creó en las inmediaciones de casi todas las paradas del Tram los ‘aparcamientos disuasorios’, que dicen los técnicos, para dejar el coche allí, coger el Tranvía y no cargar más la circulación.

Desplazamientos

El casco urbano de Alicante soporta diariamente 715.000 desplazamientos, no solo de residentes en la ciudad, sino también del amplio círculo metropolitano que la rodea. Los pueblos más próximos de la comarca (Sant Joan, Mutxamel, El Campello, San Vicente…) se han convertido casi en ciudades dormitorio de Alicante, a las que muchos alicantinos se tuvieron que ir por los altos precios que se pagaban en la capital en los años del boom inmobiliario y que tienen que regresar día tras día a sus trabajos. Esto también explica ese alto índice de motorización que se ha detectado en la ciudad y la gran cantidad de estacionamientos que se han construido los últimos años por el subsuelo de Alicante para poder absorber toda esa gran cantidad de vehículos que llegan cada día a la capital.

El servicio de autobuses en el área metropolitana corresponde a La Alcoyana, a través de una concesión de la Mancomunidad. En la actualidad, es el Ayuntamiento de Alicante quien se hace cargo de sufragar la subvención que se da a la compañía para que sustente el deficitiario servicio, puesto que el dinero de la Generalitat no termina de llegar. Este es uno de los principales problemas de tesorería que tienen ahora mismo las arcas municipales con los proveedores. En el segundo pago a proveedores al que el Consistorio está pendiente de acogerse, uno de los capítulos más importantes es el pago de las subvenciones al transporte público.

El área metropolitana

Cuando se abra la línea 2 del Tranvía, en septiembre, soportará también un buen flujo de residentes de San Vicente camino a Alicante, casi tanto como estudiantes hacia el campus. Por su parte, El Campello está conectado con el Tranvía, pero Sant Joan y Mutxamel tan solo cuenta con el bus interubano. Sí que hubo planes en su momento planes para crear trolebuses (mezcla de Tranvía y autobús) que pudieran ir entre los raíles del Tranvía y las angostas calles de estos pueblos. Hubieran permitido conectara la playa, y Alicante, con estas dos localidades. Pero todo esto está ahora mismo en un cajón esperando mejores tiempos.

Por tipos de transporte, el 45,1% de los desplazamientos se hacen en vehículo privado, lo que ayuda a colapsar la ciudad; mientras que el transporte público aglutina el 53,7%, según las cifras expuestas a los vecinos durante la reunión celebrada el pasado lunes en el edificio municipal de Puerta Ferrisa. Como dato curioso, se ha duplicado el número de desplazamientos en bicicleta, hasta suponer un 1,8%, exiguo pero significativo de cierto cambio de hábitos. Sin duda, la proliferación de carriles bici en el centro urbano y zonas acotadas para los ciclistas (veáse San Fernando, por ejemplo), además de la urbanización de nuevas zonas adaptadas a este tipo de vehículos, como puedan ser los nuevos bulevares en la Playa de San Juan, han ayudado en este aspecto.

Enlace

Advertisements
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s