El final de la Estación de La Marina también como centro de mantenimiento está escrito


Tras perder el tráfico de pasajeros hace un mes, como consecuencia del acuerdo laboral dentro del Expediente de Regulación de Empleo de FGV que contemplaba la supresión de la línea-lanzadera (línea 4L)  que las conectaba las estaciones de Sangueta con la de Puerta del Mar a través de la de La Marina, la licitación de obras por valor de 1,3 millones de euros en los Talleres de Campello para que puedan acceder a los mismos los trenes diésel de las series 23oo y 2500 que actualmente se emplean en la línea 9 (Benidorm-Denia), constituye en la práctica la fin de la estación de La Marina como centro de mantenimiento del TRAM Metropolitano de Alicante y abre la puerta, toda vez que no hay tráfico de viajeros, a muchas especulaciones sobre el futuro de la misma y del espacio que ocupa en una zona tan atractiva como es la de la playa del Cocó, en primera línea de costa y justo enfrente de donde se supone algún día se construirá el Palacio de Congresos.

TALLERES DE CAMPELLO

Una vez efectuadas las obras licitadas, se unificará en un centro de trabajo todo el mantenimiento del material rodante del TRAM Metropolitano de Alicante (tranvías, trenes-TRAM y automotores), concretamente en los Talleres de Campello,  lo que se espera suponga un ahorro económico importante y se ajusta a lo previsto en el documento “Compromiso para el Desarrollo y Competitividad de FGV 2012-2015″ que marca las líneas maestras a seguir en la gestión de la empresa pública de ferrocariles que asumiera, a mediados de la década de los 80 con el traspaso de competencias a la Generalitat Valenciana desde el Estado Central, las líneas de ancho métrico que en nuestra autonomía explotaba FEVE.

Las instalaciones de Campello entraron en servicio en abril de 2007, tras una inversión de casi 30 millones de euros, cuentan con una superficie aproximada de 65.000 metros cuadrados y disponen de las últimas innovaciones tecnológicas en materia de mantenimiento y reparación de los modernos trenes de la serie 4100 (trenes-TRAM de Vossloh, antes Alstom) y tranvías de la serie 4200 (los Flexity Outlook de Bombardier).

Sin embargo, hasta la fecha, no es que no se encargasen del mantenimiento de los trenes de la serie 2300 y 2500, es que estos no podían siquiera entrar en las instalaciones al no estar diseñado el acceso para este tipo de convoyes. Tras las obras licitadas, sí será posible el acceso y el mantenimiento de los mismos en dichos talleres en igualdad de condiciones que los tranvías y trenes-TRAM.

Enlace

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s