Los Ayuntamientos de Benidorm y Villena intentan (sin suerte) rizar el rizo con las lanzaderas de autobús a cuenta del AVE


Lamentablemente algunos entienden la política así… El miércoles, el Ayuntamiento de Benidorm volvía a manifestar la existencia de un acuerdo con el de Villena para el establecimiento de lanzaderas de autobús entre la capital turística de la Costa Blanca y la estación del AVE del municipio del Alto Vinalopó pero, al tiempo, de nuevo recordaba que lo anterior no supone que desista (“no cierra la puerta” decía el comunicado del consistorio benidormense) de la opción de establecer las lanzaderas de autobús con la terminal del AVE de la alicantina avenida de Salamanca, algo que habían reclamado a Adif y Generalitat y que el Ayuntamiento de la capital de la provincia, gobernado por la popular Sonia Castedo, ha vetado “hasta conocer datos concretos sobre el número de viajeros” que se dirigen finalmente a Benidorm y si su número hace insuficiente las alternativas de tomar el TRAM en Luceros hasta Benidorm o bien dirigirse en taxi hasta la estación de autobuses del Muelle de Poniente para tomar allí el autobús a Benidorm, en el caso de no querer desplazarse en taxi directamente hasta la ciudad de la Marina Baixa

Aunque en la nota de prensa de este miércoles se citaba que el acuerdo se fraguaría en breve, la realidad es que justo tras la entrada en servicio de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Alicante que se produjo el 18 de junio, como a comienzos del pasado mes de julio, ambos consistorios que mantienen una evidente “conexión” ideológica (el Ayuntamiento de Benidorm está gobernado por el PSOE (con el respaldo del CDL de Gema Amor) y el de Villena por una coalición de izquierdas formada por los Verdes, PSOE y VCD), en clara contraposición con el de Alicante (gobernado por el PP), anunciaron el mismo acuerdo y su disposición a ponerlo en marcha de manera inmediata sin que en la práctica nada haya ocurrido (al margen de la toma de decisiones de colaboración en materia turística entre ambas localidades)… Es más, aunque el miércoles se hacía referencia “como pretendida novedad” un informe de la Universidad de Alicante, los datos que el mismo arroja (que la opción de Villena permitiría ahorra 20 minutos de viaje al acortarse el trayecto en tren y no tener que salir en autobús del centro de Alicante, además del abaratamiento del precio pues viajar desde Madrid-Puerta de Atocha hasta Villena es más barato que hacerlo hasta Alicante Término) ya se dieron a conocer el pasado 3 de julio por ambos municipios que, tras anunciar una reunión para abordar el tema, en la rueda de prensa posterior terminaron hablando más de los citados acuerdos en materia de promoción que de las lanzaderas de autobús.

Además, en el citado informe la Universidad de Alicante y encargado por el Ayuntamiento de Villena, se avalaría que la lanzadera de autobús a Benidorm será más rápida y barata desde Villena que si parte desde Alicante, pero empleando la futura conexión directa de la estación de AVE de Villena con la autovía A-31 (concretamente, conllevaría un ahorro de unos 20 minutos en la ida y otros tanto en la vuelta, y en torno a 3 €, computando tanto la ida como la vuelta).

Y ahí es donde, junto a la reiteración en anunciar un acuerdo que nunca se lleva a la práctica, se produce la segunda, llamémosle, “casualidad”: el informe no miente cuando habla de “futura” conexión directa entre la estación del AVE y la A-31, pues esta no existe ya que aunque se proyectó junto con la estación, se descartó su ejecución por el coste (15 millones de euros) que era superior al de la propia terminal ferroviaria (12 millones de euros). Es más, está descartada la citada conexión a corto plazo (tanto la proyectada en su origen como las alternativas que Villena baraja) y hay muchas dudas a medio plazo pues ya el pasado mes de julio el diputado del Partido Popular por Alicante, Mario Flores, indicaba que su construcción dependería del uso que fuese teniendo la nueva estación de Villena y esta misma semana, el secretario autonómico de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Victoriano Sánchez-Barcáiztegui, le manifestaba al alcalde villenense Javier Esquembre la disposición de su departamento a analizar un boceto de estudio para mejorar los accesos a la Estación desde la zona este del municipio pero que, en cualquier caso, su construcción correspondería a Fomento, es decir, que como pronto solo a medio plazo la citada conexión, y siempre de forma semidirecta y suponiendo que existiese capacidad económica para ello, sería una realidad.

CASI 12.000 USUARIOS DEL AVE VIAJARON DESDE EL 18 DE JUNIO AL 31 DE JULIO CON EL TRAM HASTA BENIDORM

Es indudable que, igual que la entrada en funcionamiento del AVE Madrid-Alicante ha sido un éxito, la misma también ha traído aparejados problemas como el hecho de que el Medio Vinalopó se haya quedado sin conexión ferroviaria con Madrid (y de ahí reivindicación de los consistorios de la citada comarca para que Adif habilite una nueva líena de Cercanías con Villena y Alicante que además de acercarles a las estaciones AVE de dichos municipios permitan conectar la comarca con el campus de la UA en San Vicente).

Pero en el caso de la conexión de Alicante con Benidorm y las pretendidas lanzaderas de autobús, parece que por el momento el TRAM Metropolitano de Alicante (el “Tren de la Costa” de Fomento, por muy rápidos que vayan los trámites, proyectos y demás, no será una realidad hasta la próxima década) y más concretamente la Línea 1 que conecta el centro de Alicante (desde Luceros a 300 metros de la terminal del AVE) y Benidorm está permitiendo que los viajeros que tiene como destino final la Marina Baixa puedan completar su viaje sin problema (y con paciencia, eso sí, y es que al no haber finalizado la conselleria de Infraestructuras la variante de la Serra Grossa (a corto plazo está descartado)  no se han podido aumentar las frecuencias de la L-1, lo que unido al tiempo de viaje hace que este resulte largo, especialmente cuando se ha de enlazar con la L-9 para ir a la Marina Alta).

Concretamente, durante los días del mes de junio que el AVE estuvo en funcionamiento, los servicios del TRAM Metropolitano de Alicante fueron utilizados por 2.453 usuarios, mientras que en julio, los desplazamientos realizados aumentaron hasta los 9.159. Estos datos suponen que diariamente 264 viajeros del AVE han utilizado también los trenes que enlazan Luceros y Benidorm, algo que, por cierto les sale gratis (al igual que los Cercanías), pues la compra de un billete de Larga Distancia da derecho a usar gratuitamente en origen o en destino los servicios de Cercanías y de vía estrecha.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s