La línea 2 del Tranvía contará con un servicio de vigilancia privado para evitar incidencias


El recorrido por algunos de los barrios más conflictivos ha llevado a FGV a tomar esta medida, que ya utiliza en Valencia y en horarios nocturnos en Alicante

La línea 2 del Tranvía de Alicante contará con un plan de apoyo de vigilancia privada en los vagones, donde guardas jurados colaborarán con los revisores para evitar tanto incidencias como que los pasajeros utilicen este nuevo transporte público sin pagar, según explicaron fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a este periódico.

La mayor parte del recorrido de esta línea del Tranvía es en superficie, donde no hay expendedores de billetes, ni tornos para acceder a los vagones. Los pasajeros pasan directamente de las paradas a los vehículos y es allí dentro donde tienen que comprar el billete o pasar por las máquinas las respectivas tarjetas. Son los revisores quienes se encargan en estos casos de que los pasajeros hayan picado su ticket como corresponde, como ocurre en el resto del recorrido.

Sin embargo, el hecho de que la línea 2 pase por algunos de los barrios más conflictivos de la ciudad y de San Vicente, como pueda ser Virgen del Carmen o la Colonia Santa Isabel, ha puesto en precaución tanto a los propios revisores, que pidieron a FGV alguna protección especial, como a la propia empresa pública, para evitar en la medida de lo posible incidentes en el trayecto.

Diseño del plan

Durante meses se ha diseñado un plan de prevención y seguridad en la línea, con conversaciones entre la dirección de FGV y la Policía Autonómica para que se implique en este nuevo servicio y con la contratación de personal de seguridad privado para el recorrido.

Los vigilantes privados recorrerán los vagones para controlar que todo transcurra normalmente y que no haya ni carteristas ni problemas de orden público. Acompañarán, además, a los revisores a la hora de pedir los billetes y, si hay algún problema, ayudarán a expulsar a quienes no porten el correspondiente título de transporte perfectamente validado.

Este programa de vigilancia y seguridad en el transporte público tampoco es nuevo. En Metrovalencia ya existe un sistema de vigilancia similar en la línea 4, que atraviesa el barrio de La Coma, uno de los más conflictivos en el área metropolitana de la capital del Turia.

Ni siquiera en Alicante. Vigilantes jurados ya ejercen en el Tramsnochador, cuando cientos de jóvenes van hacia las zonas de ocio del Campo de Golf, o cuando vuelven de ellas, se encuentran más eufóricos. Obviamente, no se trata de la misma situación, puesto que en la línea 1 y 3, los vigilantes intentan mantener el orden, que no haya peleas en los vagones, y que los jóvenes no estropeen los vehículos.

En la línea 2, sin embargo, también se intensifica las labores de control de billetaje y de seguridad ciudadana, en la prevención de robos y hurtos.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s