Un tranvía que hace ciudad


Son muchas las ciudades donde la implantación del tranvía representa una mejora en la movilidad urbana, pero olvida otros aspectos como es el cuidado de los espacios situados en el entorno de la infraestructura. En Alicante y en San Vicente del Raspeig el modelo de implantación del TRAM ha supuesto una revolución por cuanto ha permitido la renovación urbana de las zonas que han ido ocupando las nuevas líneas y un ejercicio transformador que ha sentado las bases de la modernidad en barrios por los que circula el tranvía.

San Vicente del Raspeig no ha sido ajeno a este efecto transformador que ha supuesto la construcción de la Línea 2 del TRAM.

Santa Isabel es un claro ejemplo del cambio experimentado en un espacio urbano que integra un núcleo de bloques de viviendas denominado antaño ‘colonia’, aislado de su entorno por un talud con una cota de dos metros de desnivel por el que discurría la carretera que unía el municipio con Alicante, y que, además, sufría el paso de vehículos al centro comercial del que permanecía separado por esta barrera a través de un paso inferior no exento de problemas e incomodidades para los residentes en la zona.

Con la perspectiva que nos ofrece el tiempo, se ha podido comprobar la transformación y dignificación que ha experimentado este barrio puerta de entrada a San Vicente del Raspeig. Un cambio que ha venido de la eliminación de la barrera que suponía la antigua carretera y que ha dejado abierto los edificios y la zona comercial del barrio al resto de su entorno y al centro comercial.

No sólo ha permitido la comunicación al mismo nivel, mejorando la accesibilidad tanto al centro comercial como a las paradas de autobús y tranvía, sino que ha eliminado el paso inferior, que ha sido sustituido por una glorieta que permite ver el interior del barrio hasta el templo parroquial y que acerca el barrio al centro urbano.

Esta glorieta dotada de forma artificial de césped de color rosa, evidencia la voluntad de transformación del entorno a través también de la renovación de fachadas de los bloques del barrio. Y donde además, se ha situado un monumento que es una invitación de bienvenida a todo aquel que llega a San Vicente del Raspeig y que reafirma el carácter de puerta de entrada al municipio.

La renovación de la fachada sur del municipio de San Vicente del Raspeig es una de las notas más destacadas de los últimos años. El efecto transformador del TRAM también se ha dejado notar en la Universidad, con la nueva parada del campus de San Vicente, que proyecta el entramado universitario al exterior y hacia el caso urbano.

Un proceso en el que se reafirma el municipio como ciudad universitaria y que viene a acompañar a otras actuaciones que han fomentado este carácter universitario como es la apertura de la avenida Vicente Savall, la construcción de la nueva Facultad de Educación. Un efecto transformador que se proyecta hacia el futuro con otros proyectos que conferirán, si cabe una mayor potencialidad y transparencia en este nuevo modelo de relación campus ciudad.El TRAM ha contribuido como pocos proyectos a hacer ciudad y eso se ha podido ver también con la construcción de la Ronda Oeste, vinculada a la llegada de la L2 hasta el Centro de Salud, penetrando en el casco urbano por la calle Alicante.

La ronda ha mejorado la accesibilidad a toda la zona oeste y norte del municipio de forma transversal y dando más relevancia a espacios como el apeadero del tren de Cercanías, el acceso al centro a través de la avenida Primero de Mayo o al polígono industrial Canastell.

Pero no se ha quedado ahí, sino que esta actuación ha permitido mejorar el paso de peatones inferior que comunica el barrio del Tubo, una antigua reivindicación de los vecinos de la zona, y ha conseguido también abrir un nuevo paso bajo las vías del ferrocarril que mejora el acceso hacia este barrio y el de Los Manchegos a través de la carretera de Alcoraya. El TRAM ha transformado la realidad urbana y social del acceso sur de San Vicente del Raspeig, al tiempo que ha permitido una mejora ostensible de la movilidad de las personas. Lejos de mirar al frente del trazado con suele ocurrir en las obras de cualquier ferrocarril, ha sabido actuar también a los lados para ejercer esta labor de integración urbana, de renovación, de modernidad que mejora la calidad de la ciudad.

Enlace

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s