Un centro escolar y 600 familias sufren elevados niveles de ruido por el tranvía


Las zonas conflictivas se concentran en la Albufereta, la avenida Locutor Vicente Hipólito y la carretera que recorre Muchavista

La Escuela Europea de Alicante y alrededor de 600 familias de la capital y El Campello soportan niveles sonoros superiores a lo que marca la ley por culpa del tranvía. Esa es la principal conclusión de los dos mapas de ruido que acaba de confeccionar la Conselleria de Infraestructuras con el fin de detectar el impacto acústico del Tram en su entorno. El primero de los dos documentos abarca el eje ferroviario entre la estación de la Plaza de los Luceros y la de Lucentum, en la Albufereta, por donde pasan más de 60.000 tranvías al año. En este tramo son 300 las viviendas que soportan niveles de ruido elevados. Entre los inmuebles afectados se encuentran el Hotel Albahía, edificios cercanos, viviendas unifamiliares próximas, un inmueble ubicado en la avenida de la Condomina y varios chalés de la calle Diana. En total, 300 casas, de acuerdo con las estimaciones de la Generalitat.

En todas ellas se sobrepasan los límites máximos recogidos en la Ley 7/2002, de 3 de diciembre, de la Generalitat Valenciana, de Protección contra la Contaminación Acústica. Esa norma prevé niveles sonoros máximos de 55 decibelios (dB) durante el día para las zonas residenciales y 45 dB por la noche. Pues bien, en las viviendas recogidas en el mapa de ruido se sobrepasan esos límites. Los técnicos han detectado que en 100 de ellas, el nivel acústico se sitúa entre 55 y 60 dB, en otras 100 oscila entre 60 y 65 dB, mientras que en las 100 restantes el rango es entre 65 y 70 dB.

La ley autonómica es clara al respecto: «En el supuesto que la presencia de una infraestructura de transporte ocasione una superación de más de 10 dB(A) de los límites (…) la administración pública competente en la ordenación del sector, adoptará un plan de mejora de calidad acústica tendente a reducir los niveles por debajo de dicho nivel de superación», reza la norma. Eso es precisamente lo que está haciendo la Generalitat con la elaboración de los mapas de ruido. En primer lugar ha identificado ya las «zonas de conflicto» y a continuación deberá adoptar una serie de medidas para rebajar los niveles sonoros que provoca el tranvía en los edificios afectados. En los dos documentos, de hecho, se insta a la Conselleria de Infraestructuras a actuar para que se cumpla la Ley de Protección contra la Contaminación Acústica: «Las zonas de conflicto inventariadas en el Mapa Estratégico de Ruido, serán objeto de actuación en el Plan de Acción, donde deberá concretarse su delimitación y el alcance de las medidas a adoptar».

Más afectados
El segundo mapa de ruido estudió el tramo que va desde Lucentum hasta El Campello, por el que pasan más de 30.000 tranvías todos los años. En él también se han detectado 300 viviendas afectadas por altos niveles de ruido y además se ha constatado que en un centro escolar se sobrepasan los límites acústicos permitidos. Se trata de la Escuela Europea de Alicante, ubicada en la avenida Locutor Vicente Hipólito, en la Playa de San Juan. «Cabe señalar que una de las zonas de conflicto inventariada corresponde a un centro docente. En el periodo Ln. (estudios realizados por la noche) no se considera afección sobre este uso, porque su actividad no se desarrolla durante el mismo, por lo tanto, los periodos a considerar para los centros docentes serían el diurno y el vespertino. En este caso el centro docente, ha registrado también superación sobre los objetivos de calidad acústica en estos periodos, por lo que se han considerado zonas de conflicto», explicita el mapa de ruido de manera textual. El tranvía pasa justo a espaldas del centro y a priori las instalaciones no deberían superar los 45 dB. La ley lo exige así. Sin embargo, esa cifra sí se rebasa.

El resto de edificaciones afectadas por los niveles acústicos que emite el Tram son un inmueble de la avenida de la Costa Blanca y tres de El Campello. Estos últimos se encuentran en la avenida de Jaime I el Conquistador (la que recorre la playa de Muchavista), varios inmuebles asentados entre el Camí Fondo y esa avenida, y otras casas del Camí Fondo. En total, el segundo mapa de ruido recoge cinco áreas «conflictivas» sobre las que la Generalitat deberá actuar.

Los ciudadanos que lo deseen están a tiempo de presentar alegaciones a este documento. La Conselleria de Infraestructuras lo hizo público este pasado jueves y ha abierto un plazo de un mes para consultarlo y reclamar.

Enlace

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s