Viejos y con retrasos


Los usuarios del cercanías critican el desfase y la incomodidad de los vagones, la frecuencia con la que pasan y el incumplimiento de los horarios previstos

Un servicio deficiente. El precio del billete no para de subir. En los últimos 7 años ha incrementado su coste en más de un 30% pero la calidad de los servicios de una de las líneas más rentables de España es escasa. Los pasajeros de Renfe de Murcia y Alicante exigen la modernización que tienen otros tramos ferroviarios del país.

Los miles de pasajeros de la línea de cercanías del tren Alicante-Murcia ven cada año como aumenta el precio de su billete pero nunca lo ven recompensado en la calidad de los servicios que ofrece Renfe. Las críticas de los pasajeros no cesan, ya que año tras años ven cómo el Gobierno no hace nada para mejorar las infraestructuras ferroviarias de la zona. De esta forma, critican que la línea que une las provincias de Alicante y Murcia cuenta con trenes altamente desfasados respecto a otros cercanías de España.
«Los vehículos ferroviarios son viejos y tienen asientos incómodos», indican. Asimismo y a pesar de que la mayoría de trenes a nivel nacional tiene puertas mecanizadas, los que transcurren en el tramo Alicante-Murcia, tienen puertas manuales, es el usuario quien debe abrirlas. «Cuando se trata de una persona joven puede hacerlo sin problemas, pero la apertura de estas puertas no es accesible a personas mayores o discapacitados físicos».
Escasa seguridad
La seguridad es otro de los reclamos de los pasajeros. Muchas de las estaciones no presentan accesos adecuados al tren para todo tipo de personas. En este sentido, los viajeros señalan que la entrada a un cercanías que para escasos minutos en las estaciones es muy complicada para personas que van con maletas, que llevan a sus bebés en carricoches o van en silla de ruedas. Los escalones del tren no alcanzan el andén de la estación por lo que hay un gran espacio entre el vehículo ferroviario y el apeadero «lo que ha provocado no solo la pérdida de enseres por parte de los viajeros sino que estos cayeran entre el andén y el tren».
Por último, los usuarios del cercanías se quejan de los horarios. «La frecuencia no es la adecuada para trabajadores y estudiantes y más del 85% de los trenes va con retraso lo que provoca que los pasajeros lleguen tarde a sus clases o a sus trabajos cuando han pagado un servicio que para nada es barato».

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s