El tranvía de la UA le quita 7.000 usuarios al día a Subús


La concesionaria Vectalia cree que esta ‘fuga’ de clientes seguirá al alza en los próximos meses, cuando se consolide el nuevo servicio del TRAM

La empresa expondrá la situación el lunes a la Conselleria al cambiarse el pago por pasajero

La línea 2 del sistema tranviario de Alicante o TRAM, que une la capital alicantina con el campus universitario y con San Vicente, le ha quitado a los servicios de autobuses interurbanos del grupo Subús unos 7.000 usuarios diarios de media en los tres primeros meses de funcionamiento, tras el retraso de dos años. Fuentes de Vectalia, la compañía que integra a Subús y La Alcoyana, que se halla en plena polémica política por la falta de acuerdo sobre la financiación del servicio interurbano o comarcal aseguran a este diario que esa cifra de fuga de clientes en favor del tranvía irá al alza en los próximos meses, cuando se consolide el Tram.

No obstante estas cifras, preocupantes a todas luces para el grupo que preside el empresario Joaquín Arias, desde Vectalia se tiene el pleno convencimiento de que el transporte de autobús (la línea 24 es la que más frecuencias tiene entre el centro de Alicante y San Vicente, a su paso por el campus) es «mucho más rápido, cómodo y flexible».

«El gran problema, por no hablar de mal endémico, que tiene la ciudad de Alicante con el transporte público de personas es que apenas lo usa el 30% de la población, frente a otras ciudades como Barcelona o Madrid», aseguran fuentes de Vectalia, que ven una amenaza en esa línea concreta al Tram, pero poco o nada el uso del carril bici.

La línea 2 del Tram y la configuración de la línea 24 del sistema TAM de autobuses serán determinantes para la explotación del negocio del grupo Subús durante el próximo año 2014, cuyo convenio aún no se ha firmado y está pendiente de la presentación que hará la Conselleria de Infraestructuras y Transportes el lunes a los directivos de Vectalia, a la que le adeuda el departamento de Isabel Bonig la friolera de 5,3 millones de euros por el servicio del ejercicio del 2013, es decir, el cien por cien del montante pactado en su momento. La filosofía general esbozada por ese pacto ‘in extremis’ del pasado miércoles reside en sustituir el pago de subvención pública por kilómetro por el número de pasajeros.

La línea del autobús metropolitano a la UA y a San Vicente fue notablemente reforzada en los dos últimos años, precisamente para compensar el retraso que sufrio la puesta en marcha del tranvía tras la polémica adjudicación al grupo Vectalia por un conseller y la retirada de la concesión por la sucesora de Mario Flores. Los autobuses sufrían gran colapso en las frecuencias de mayor avalancha de estudiantes con origen o destino a la Universidad de Alicante. Ahora, la carga de pasajeros se ha flexibilizado mucho, pero la línea sigue pendiente de una reorganización que es clave para que se retire, o no, el expediente de regulación de empleo que pretende extinguir 65 plazas de chóferes, la mitad de la compañía filial de La Alcoyana, la de los autobuses azules. Esta tarde hay manifestación de trabajadores y usuarios por el centro de Alicante para reivindicar el TAM.

Enlace

Advertisements
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s