La ocupación del AVE de Alicante supera al de Málaga en sus primeros seis meses de vida


Los trenes, más de 300 en doble composición con 730 plazas, han sido usados en un 80% sobre la oferta, ligeramente por encima de uno de los principales competidores

Los trenes fueron más llenos en la primera quincena de junio por la novedad y las Hogueras

El primer medio año de funcionamiento del tren de alta velocidad AVE Madrid-Alicante demuestra que ha llegado demasiado tarde, tras tres lustros de reivindicaciones por parte de la patronal Coepa, la Cámara de Comercio y los ‘lobbys’ Ineca y AVE. El índice de ocupación (total de viajeros o billetes vendidos por número de plazas ofertadas) se sitúa en los seis primeros meses de vida en el 80%, ligeramente por encima del otro corredor ferroviario de altas prestaciones que es el competidor natural de la Costa Blanca en el mercado turístico, Madrid-Málaga.

Una contestación reciente del Gobierno, a través de Renfe y el Ministerio de Fomento, al diputado socialista por Alicante Gabriel Echávarri confirma que el éxito comercial de este nuevo servicio ferroviario estaba garantizado desde hacía muchos años, como venían insistiendo demasiadas voces políticas, sociales y empresariales.

La media de ocupación en la primera quince de junio fue nada menos que del 88,31%. Fuentes de Renfe y Adif atribuyen ese dígito al efecto novedad del servicio y, sobre todo, a las muchas promociones que se realizaron inmediatamente antes de la inauguración del tren para la llegada o salida de turistas durante las fiestas de Hogueras de San Juan, que se celebraron días después del acto presidido por el Príncipe Felipe.

Según esa respuesta parlamentaria, que detalla todas las frecuencias diarias de la relación Madrid-Alicante y Alicante-Madrid del 18 de junio al 30 de septiembre, el uso del tren se redujo tres puntos, hasta el 85,95% en julio, en agosto descendió hasta el 74,72% y en septiembre creció hasta el 76%. Durante los cuatro primeros meses del año, el tren con mayor ocupación ha sido el de las cuatro de la tarde en julio con salida en Alicante y llegada en Madrid. Su ocupación ha sido del 126,46%, es decir, ha habido más usuarios que plazas disponibles, si se tiene en cuenta que muchos clientes han bajado en Villena, Albacete o Cuenca, cuyos asientos han sido ocupados por otros ciudadanos hasta la capital de España.

Los otros dos más rentables para Renfe son el AVE procedente de Madrid de las tres y diez de la tarde en julio y el que salía de Alicante a las once menos cuarto de la mañana en el mes de junio, con el 88,9% y 88,3% de ocupación, respectivamente. En el lado opuesto, según la información detallada que ofrece el Gobierno al diputado alicantino Gabriel Echávarri, el tren con menos uso ha sido hasta ahora el que sale de Alicante a las 21,15 horas en septiembre, con solo el 47,52%.

Fuentes de Renfe analizan estos datos con reservas, ya que, por ejemplo, en agosto fue del 82% y no del 74% como dice la respuesta parlamentaria, pese a que en el mes por excelencia vacacional es cuando más trenes de doble composición (730 plazas cada uno) ha habido hasta ahora, para atender la alta demanda de turistas del centro y norte de España, así como de extranjeros.

La ocupación, en cualquier caso, supera en los seis primeros meses de vida del AVE a la de Málaga, según todas las fuentes consultadas, si bien hay que resaltar la salvedad de que la línea con la capital de la Costa del Sol lleva ya cinco años de operativa, está más consolidada y tiene más frecuencias, lo que reduce el índice de ocupación media de los trenes.

Un millón de viajeros

El AVE a Alicante podría haber transportado ya, a día de hoy, a un millón de pasajeros. En el primer trimestre, desplazó a medio millón, según la información que facilitó en Alicante el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar. Habló de que la ocupación media había sido del 84% desde su inauguración el 18 de junio y de que la movilidad en tren entre Madrid y Alicante había crecido un 48%. En determinados días, el tren de alta velocidad lo han utilizado nada menos que 7.000 personas.

Cuando Renfe solo manejaba oficialmente el dato de ocupación del 18 al 25 de junio, la semana de Hogueras en Alicante, y pese al factor calendario, 45.000 viajeros usaron el tren en la relación Madrid-Alicante o viceversa, lo que suponía un aumento del 47% respecto a la oferta única del Alvia (velocidad alta nunca por encima de 200 kilómetros por hora) que había en junio del pasado año. Esta cifra suponía ya la friolera de 17.000 pasajeros más que en la línea que se estrenó en diciembre del 2007 entre Madrid y Málaga. Según datos de Fomento y Renfe, esa línea culminó la primera semana de vida con 27.960 pasajeros en ambos sentidos. Un estudio dirigido por Joaquín Melgarejo, del lobby empresarial Ineca, ya había advertido meses antes de la pérdida de competitividad y negocio que sufría Alicante, respecto a Málaga, por la tardanza del AVE, en mercado turístico y residencial, sobre todo.

Enlace

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s