Un nuevo proyecto ferroviario plantea unir el aeropuerto y el puerto de Alicante con el AVE


El proyecto plantea un bucle desde Torrellano que, tras pasar por El Altet, discurre por el interior del barrio de San Gabriel y permite retirar la vía de la fachada marítima para conectar con el Corredor Mediterráneo

Los apuntes

  • La Sierra de Colmenares se salva con un túnel y se ocupa una zona que no tiene afecciones urbanísticas
  • La estación de San Gabriel desaparece y el espacio que se libera acogería un paseo litoral hasta Urbanova
  • La iniciativa anula el proyecto de la variante de Torrellano, aparcada en 2011 por cara y por problemas urbanísticos
  • El Consell respalda el proyecto y anuncia que Europa tiene fondos para financiar la obra al estar incluido el aeropuerto

Paso adelante hacia el Corredor Mediterráneo. El presidente de la  Autoridad Portuaria de Alicante, Joaquín Ripoll, y la alcaldesa Sonia Castedo, han remitido a la ministra de Fomento, Ana Pastor, el diseño de un trazado ferroviario por el que el aeropuerto de Alicante-Elche y el puerto quedarán conectados con el Corredor Mediterráneo y la estación del AVE y, a la vez, permitiría liberar de vías la fachada marítima de Agua Amarga, punto negro en el litoral sur de la ciudad. La iniciativa, que recibió ayer el apoyo de la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, se hizo pública en el marco de la cumbre político-empresarial que se celebró en la terminal de cruceros del puerto.

Ripoll, que ha coordinado el trabajo de los técnicos del puerto y del Ayuntamiento de Alicante, destacó que el nuevo planteamiento, que sustituye a la Variante de Torrellano, mucho más cara y que se aparcó en 2011 por su alto presupuesto y afecciones urbanísticas, se puede incorporar sin problemas al tramo final del corredor, todavía en fase previa de redacción de proyectos, y así se lo ha hecho saber a Fomento. Una iniciativa en la que va de la mano de la alcaldesa Castedo, quien aseguró, por su parte, que, tras un análisis inicial, el trazado no presenta problemas urbanísticos, al discurrir por una zona donde no hay previsto ni viarios ni la construcción de edificios.

La variante ferroviaria beneficiará a todo el tráfico de mercancías del Corredor Mediterráneo en su conexión con Alicante y Murcia, a los trenes de cercanías que unen Alicante, Elche y Murcia por la Vega Baja, y al Talgo que conecta Cartagena con la frontera francesa, dejando, por ejemplo, el tiempo de viaje entre Alicante y Elche en unos 15 minutos, según apuntó Ripoll.

La propuesta plantea su ejecución en dos fases. En la primera, se acometerá el inicio de la bifurcación, que arrancará en Torrellano y llevará las vías al aeropuerto para conectar después con el tramo actual en la primera línea del mar. En la segunda y definitiva, el corredor es mucho más ambicioso, ya que se mete por el interior atravesando en túnel la Sierra de Colmenares hasta llegar a un punto en los alrededores de la zona del parque del Palmeral (San Gabriel), donde coincidirá con la nueva entrada al puerto, y también podrá seguir hacia el eje central, o hacia la estación-término. A partir de entonces se podrán retirar las vías de la primera línea del mar, suprimir la estación de San Gabriel, y dejar espacio para el paseo marítimo que estudia el Ayuntamiento de Alicante entre la entrada sur y Urbanova.

Ripoll recordó que, en estos momentos, todos los trenes que llegan a Alicante desde Murcia, tanto los mercancías, como el Talgo de Cerbere, como los mercancías, tienen que pasar primero por la estación de San Gabriel, en primera línea del mar y donde existe una playa. Los trenes vuelven a salir marcha atrás para incorporarse a la plataforma de vías que les lleva a la estación de Alicante a conectar con las líneas de Madrid y Barcelona. «Lo que planteamos es retranquear las vías hacia el interior por una zona donde no hay ningún obstáculo urbanístico ni previsión del mismo, según se ha consensuado con el Ayuntamiento de Alicante». El presidente del puerto explicó que «de esta forma no sólo retiraríamos las vías de la fachada marítima, sino que se ahorraría operativa y tiempo de viaje en tren a Elche en 15 o 20 minutos. El aeropuerto tendría enlace directo con Elche y con Alicante en tren».

Por su parte, Sonia Castedo, subrayó que la construcción del bucle desde Torrellano hasta conectar con la línea del Corredor Mediterráneo «no tiene ningún obstáculo, porque se trata de una zona de la ciudad donde no afecta para nada, no se toca ningún edificio». La propuesta de Ripoll y Castedo fue respaldada por la consellera Isabel Bonig, quien recordó que también el proyecto del tercer carril para carga que ejecuta Ministerio de Fomento partió de la Generalitat. Bonig apuntó, en este sentido, que «así como el corredor tiene asegurado un 40% de financiación europea al estar incluido en las red transeuropea de transporte, también podrá recibir fondos de Bruselas la conexión con el aeropuerto. El plan que se ha presentado tendrá respaldo económico si al final se lleva a cabo. La decisión final es del Ministerio de Fomento».

Sin solución desde 2011
La variante ferroviaria de Torrellano –proyecto presupuestado en 170 millones pero que quedó aparcado por los recortes presupuestarios en 2011– consistía en la construcción de una plataforma en doble vía electrificada en ancho internacional para conectar las estaciones de Alicante y Elche con el aeropuerto, donde estaba prevista una terminal para lanzaderas del AVE con un coste de 40 millones de euros. La terminal se ubicaba debajo del nuevo aparcamiento público y tenía acceso directo con la terminal de pasajeros. La variante incluía la eliminación de la inversión de la marcha en San Gabriel.

El trazado alicantino arrancaba en la estación de Alicante y seguía por el trazado soterrado hasta bifurcarse apenas unos metros después de acabado el mismo, poco antes del cementerio. Desde aquí las vías seguían por el polígono industrial de la Florida superando mediante viaductos el Barranco de las Ovejas, el viario de acceso a Mercalicante y la carretera N-330, para adentrarse en Bacarot. Allí salvaba con otro viaducto la Vía Parque a Elche y por las proximidades de las fincas La Parra y Els Reiets alcanzaba la sierra de Colmenares. En este punto se construirá un túnel para superar este obstáculo con una longitud de 560 metros. La carretera de Elche se salvaba mediante un paso inferior, al igual que el trazado del ferrocarril a Elche. Bordeando el saladar el trazado iba hacia el aeropuerto.

El puerto carece de conexión ferroviaria desde 2011 porque Fomento dio prioridad al AVE, a falta de completar 200 metros de vías.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s