El AVE aumentará servicios en junio para equipararse al Madrid-Málaga


Renfe ultima la nueva programación y horarios de la línea Alicante-Madrid, que entrará en servicio con el primer aniversario de un corredor que este año alcanzará los 2 millones de pasajeros

El Ministerio de Fomento ultima, a través de Renfe, la ampliación de las frecuencias del AVE entre Alicante y Madrid, que prevé anunciar a lo largo de este mes y ponerlas en servicio a partir de la segunda quincena de junio, coincidiendo con el primer aniversario de la línea y las Hogueras de Sant Joan, fiesta mayor de Alicante, la ciudad que acoge la estación-término de la línea que arranca en Puerta de Atocha. La intención de Renfe es adaptar los servicios de alta velocidad a la gran demanda de plazas que tiene un corredor que a los once meses de ponerse en marcha es el que porcentualmente más crece en España. El AVE tiene una media de ocupación del 85%, lo que representa más de 5.000 pasajeros diarios y, desde que inició su andadura el 18 de junio de 2013, Renfe ha tenido que doblar casi 500 trenes, sobre todos los viernes, domingos y puentes festivos como la pasada Semana Santa y el actual Primero de Mayo, en el que la compañía ferroviaria ha programado 5.000 plazas extra para atender la demanda. Cerca de 1,4 millones de personas han viajado ya en los trenes que circulan por la línea de alta velocidad Madrid-Alicante.

En estos momentos, el AVE tiene 9 servicios en cada sentido, y la intención de Renfe, que ultima la programación para el verano, es que se acerque a los 14 de la línea Alicante-Málaga. En cuanto al aumento de la velocidad comercial, todavía no hay fecha oficial para que en el tramo Alicante-Albacete los trenes puedan alcanzar los 300 kilómetros/hora pero se trata de un trámite burocrático tras haber finalizado las pruebas.

Renfe tiene claro que el AVE más rápido al tener menos paradas, empleará 2 horas y 5 minutos en cubrir el trayecto entre Alicante y Madrid.

Mientras, sin embargo, Renfe mantiene bloqueada ya desde hace un mes la venta de billetes en la línea de alta velocidad Madrid-Alicante a partir del 15 de junio, domingo previo al comienzo de la semana grande de la capital de la provincia, al celebrarse las fiestas de Hogueras. Los pasajeros que quieran viajar entre Alicante y Puerta de Atocha a partir de esa fecha, seis días antes del comienzo del verano y la temporada alta turística, no pueden hacerlo. Una coyuntura que ha abierto una gran polémica entre los viajeros alicantinos y madrileños porque, además, el AVE con Madrid es el único afectado, ya que sí se pueden comprar billetes sin problemas en las otras líneas de alta velocidad: Barcelona, Sevilla/Málaga y Valencia. Esta última tiene hasta 14 trenes AVE programados por sentido a partir del 15 de junio. Entre Alicante y Madrid no se sabe cuántos habrá ni, por supuesto, se pueden comprar. La situación no es nueva, según Renfe, pero, en estos momentos, los pasajeros que estén planteándose viajar entre Alicante y Madrid se encuentran compuestos y sin AVE, algo que choca contra los propios intereses comerciales de la compañía. El motivo real, aunque sin confirmación oficial, es que la compañía está cuadrando los horarios y de la nueva programación, pero no se esperan muchos cambios.

El éxito que ha tenido la apertura de la línea de alta velocidad entre Alicante y Madrid, corredor que en sus seis primeros meses de vida ya había superado el millón de pasajeros y que se espera mueva ya 2 millones de personas este año, ha provocado que el AVE haya acabado, prácticamente, con el enlace aéreo que une el aeropuerto provincial y Barajas, que se ha quedado con un servicio testimonial de sólo tres vuelos diarios (dos los sábados), cubierto por Iberia Express, la única compañía que trabaja este mercado.

El AVE tiene un nivel de ocupación media del 85% y dobla sus composiciones los fines de semana, ofreciendo además tarifas competitivas con el autobús (la empresa Alsa ha presentado propuesta para gestionar la línea cuando esta se externalice) y el coche, al margen de que se puede viajar entre Madrid y Alicante en 2 horas y 20 minutos en el trayecto más rápido, que sólo tiene una parada en Albacete.

Este tiempo de viaje mejorará sustancialmente cuando los técnicos pongan en marcha el nuevo sistema de seguridad en el tramo Alicante-Albacete, y se puedan alcanzar los 300 km/hora, por lo que el tiempo de viaje más competitivo a Madrid será de dos horas y cinco minutos, cuando el tren no tenga que parar en Villena, Albacete y Cuenca.

Enlace

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s