La falta de enlace ferroviario con el puerto de Alicante provoca pérdidas de 9 millones


Un informe del Instituto de Estudios Económicos advierte de que si el Corredor Mediterráneo deja fuera la infraestructura portuaria, el «agujero» alcanzará los 58 millones de euros en 2020

  • Joaquín Ripoll. Presidente del Puerto. «El retraso en la conexión ferroviaria hace que el puerto pierda tráficos con Sevilla y, además, no podamos optar a nuevas mercancías»
  • Joaquín Rocamora. Presidente de Ineca. «Alicante lleva años entre la cuarta y la quinta provincia de España, pero por la consideración que nos tienen parece la cuarenta»

El Puerto de Alicante, y la provincia en general, comienzan a acumular pérdidas económicas millonarias por la falta de la conexión de los muelles con la red ferroviaria para mover mercancías con el centro y norte de España. En concreto, el presidente de la Autoridad Portuaria, Joaquín Ripoll, avanzó ayer, en la presentación del estudio encargado al Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (Ineca), que las empresas y el puerto han perdido en los últimos cuatro años (Fomento cortó la conexión en 2010 por las obras del AVE y no la ha repuesto), un total de 8,8 millones de euros por el trasvase de la carga a la carretera y el desvío de los trenes de mercancías al puerto fluvial de Sevilla. Una coyuntura que pone en peligro la plataforma logística que tiene Alicante con Canarias desde donde le envía todo tipo de productos que garantizan gran parte del abastecimiento de las islas.

Según explicó el ingeniero de Caminos Armando Ortuño, director del estudio, la situación puede agravarse si se retrasa el enlace con el futuro Corredor Mediterráneo (hoy sin fecha por la necesidad de nuevos estudios), hasta el punto que de no estar en 2016, las pérdidas anuales se dispararían hasta los 11,4 millones de euros anuales. Los sectores económicos más perjudicados son el mármol, juguete, textil, construcción y todo lo relacionado con el envío de suministros a Canarias.

Joaquín Ripoll, presidente del puerto, volvió a reclamar ayer al Ministerio de Fomento que solucione un tema que, según apuntó el propio director del puerto, Juan Ángel Ferrer, nadie se explica ya en la provincia, salvo que Madrid haya querido dar prioridad a otras conexiones «porque tampoco es cuestión de mucha cantidad de dinero». Ripoll encontró el apoyo de Joaquín Rocamora, presidente de Ineca –empresario que en su día defendió que el Corredor Mediterráneo era incluso más importante para Alicante que el exitoso AVE–, quien lamentó que «siempre se habla de que estamos entre la cuarta y la quinta provincia de España, pero en consideración parecemos la cuarenta».

En el estudio se analizan, además, diversas hipótesis de futuro como la probabilidad de que no se establezca la conexión del puerto con el ferrocarril, y no se terminen las obras del Corredor Mediterráneo en 2016. Fecha que mantiene oficialmente el Ministerio de Fomento, pero cuyos técnicos han cuestionado ya en reuniones con el lobby empresarial Feredad, el grupo de mercantiles que más encima tutela el desarrollo del proyecto. Y todo cuando el enlace ferroviario con la Alta Velocidad de mercancías sólo cuesta 15 millones de euros, según Ineca.

El equipo del profesor Ortuño sostiene que las pérdidas empresariales de las empresas del área de servicio del puerto ascenderían a 11.470.000 de euros anuales, lo que en el conjunto de cinco años (2016-2020) se elevaría a la cantidad de 57.353.000 de euros.

La segunda hipótesis contempla el restablecimiento de la conexión ferroviaria directa con el puerto, pero sin el Corredor Mediterráneo (trenes diésel). Ello supondría a las empresas unas pérdidas anuales de 1.122.000 euros y unas pérdidas totales entre 2016 y 2020 de 5.612.000 euros.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Joaquín Ripoll, utilizará los resultados del informe para seguir presionando a Adif «y lograr así la conexión ferroviaria, porque cuando un puerto no está unido al tren pierde competitividad con respecto al resto y por consiguiente tráficos». Ripoll lamentó que «se hayan perdido mercancías del centro de la península, pero por otro lado hemos dejado de conseguir tráficos con Canarias y Argelia que se han ido a otros puertos por no contar con la conexión ferroviaria».

Por su parte, Joaquín Rocamora, presidente de Ineca, subrayó que «de un tiempo a esta parte, vemos que Alicante ha dejado de contar tanto para la Generalitat como para el Gobierno, pese a que seguimos siendo una provincia importante. Quizá nos pese no ser capital de una Comunidad, pero no podemos consentir que sigamos sin la conexión con el tren por la pérdida de competividad que ello supone. Pedimos tres para generar seis y ahí estan los datos».

Armando Ortuño, director del trabajo encargado por la Autoridad Portuaria, concluyó la presentación del análisis de la situación subrayando que «resulta imprescindible la reapertura del enlace y también resulta urgente que se ejecute el Corredor Mediterráneo con nuevos apartaderos entre La Encina y el puerto, la ampliación de los horarios, la electrificación de las vías y la implantación del ancho europeo».

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s