El AVE abre a Benidorm un mercado de turistas que pasan un día en Madrid


La mayoría son rusos o jubilados de larga estancia con tiempo libre que enlazan en microbuses desde Alicante a la capital para visitas culturales y hacer compras

El AVE está abriendo a Benidorm un nuevo mercado de turistas que alojados en sus hoteles visitan Madrid en un día al haberse acortado el tiempo del viaje. Los hoteleros no disponen todavía de estadísticas, aunque han constatado este fenómeno a través de los touroperadores, agencias de viajes y las compañías de autocares.

El tipo de visitante que suele demandar estas excursiones con regreso en la misma jornada es de procedencia rusa, que tiene interés por conocer la cultura española y un alto poder adquisitivo, y también los jubilados de todo tipo de condición social y bolsillo, que permanecen al menos una semana en Benidorm «y tienen mucho tiempo libre», según las impresiones transmitidas a las empresas del sector, tal como describe el presidente de la agrupación hoteleros Hosbec, Antoni Mayor.

Estos servicios se contratan a menudo en origen, vienen ofertados en paquetes antes de llegar a la Costa Blanca por parte de touroperadores especializados en estos mercados de clientes que quieren algo más que el producto básico y estrella, el sol y playa, o al menos una alternativa para los pocos días que salen nublados. En el caso concreto de los que viajan hasta Madrid en el AVE, suelen enlazar con la estación de Alicante en microbuses desde Benidorm.

De 7.000 a 10.000 visitas

La temporada para estos desplazamientos cortos en el tiempo va de octubre a abril, sobre todo, en los meses de invierno, cuando por Benidorm transitan entre 7.000 y 10.000 turistas cada semana de este tipo de segmento, el de más edad y menos prisas por regresar a sus lugares de origen. «La gente hoy se informa antes de salir de viaje y se interesa por estas visitas», señala Mayor.

Los británicos, en cambio, son poco dados a solicitar este servicio, porque conocen ya la zona desde hace años, a diferencia de los rusos, que además además de la visita cultural quieren hacer compras. Tradicionalmente, el destino por excelencia de las excursiones cortas es Guadalest para todos los públicos, aunque también hay predilección por otros enclaves y municipios cercanos como Altea, Alicante –en el trenet, para disfrutar de las vistas–, Elche e incluso a más distancia, Valencia, y algunas se organizan con un carácter temático.

En el caso de la capital alicantina, el turismo de compras desde Benidorm también funciona bien desde hace tiempo, con el reclamo que suponen los dos centros de El Corte Inglés, además de los lugares de visita turística habitual. De hecho, un informe de la Universidad de Alicante reveló que la ciudad de Alicante recibió en un año 2,8 millones de turistas de un día que generaron un consumo de 51 millones de euros. Representan un nicho de mercado con potencial y al alza.

Otra modalidad de excursiones cortas que goza de aceptación en Benidorm desde hace años por resultar gratuita para el turista es la que en el sector denominan de los «manteros», organizados por casas comerciales para vender mantas, chocolate y otros productos. Combinan el ocio y la visita con charlas para convencer al consumidor potencial de que compre, y se trata de un cliente que en muchos casos accede. De esta forma, la excursión resulta rentable para ambas partes: la empresa factura y el turista distruta del viaje sin coste.

La mitad anticipada

Aproximadamente la mitad de las reservas de paquetes turísticos contratados en el Reino Unido –el principal mercado de origen– con destino a Benidorm se realizan por anticipado, antes de salir y antes de la temporada. Según un estudio realizado por Hosbec junto con INVAT-TUR y la Agencia Valenciana de Turismo, los meses de enero, octubre y febrero tienen las mayores cuotas mensuales, mientras que en abril se producen más salidas de los turistas.

El perfil del británico que viene a la capital de la Marina Baja es de un visitante que viaja sin familia (92,3%), reserva tanto en tienda como directamente, en la mitad de los casos contrata una estancia de siete días y casi en un 60% de las ocasiones lo hace en pareja (dos personas).

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s