El Consell prevé recortar las frecuencias de los autobuses hasta un 70% en cinco años


La Generalitat suple la caída de ingresos por la sangría de usuarios del servicio con reducción de expediciones en las líneas más deficitarias

POR LÍNEAS

21

Las expediciones de la línea entre Alicante y El Campello se reducirán un 70% entre 2015 y 2019.

54

La línea C-54, Universidad, Mutxamel, Sant Joan, Hospital de San Juan, reducirá sus expediciones un 60%.

36

La línea entre San Gabriel y la Universidad se reducirá un 35%.

24

La línea entre Alicante y San Vicente del Raspeig tendrá un 30% menos de expediciones en 2015.

23

La línea entre Alicante, Sant Joan y Mutxamel es la única que se refuerza. Incorporará un 15% más de expediciones entre 2015 y 2019.

La disminución del número de usuarios de los servicios públicos de autobuses de Alicante y la comarca han obligado en los últimos años a las administraciones a multiplicar los fondos que destinan a paliar el déficit del sistema TAM y hacer que el negocio siga siendo atractivo para las empresas que lo prestan.

Pero desde la Generalitat Valenciana no están dispuestos a que los costes sigan incrementándose en los próximos años. Por eso, primero decidió romper con el tradicional sistema de convenios y subvenciones con el Ayuntamiento de Alicante para mantener el sistema TAM y aplicar recortes a las líneas que controla, las interurbanas, en 2014. Recortes que, paradójicamente, han conseguido que la caída del número de usuarios se duplique este año.

Ahora va a sacar a licitación una nueva contrata para gestionar este servicio durante los próximos cinco años y ha planificado que el coste será de tres millones de euros anuales, el mismo prácticamente cada año de la concesión, pese a que en este tiempo se prevé que se reduzca el número de usuarios en 1,6 millones.

Este coste mantenido se consigue mediante la aplicación de recortes en las líneas más deficitarias, que cada año irán a más, para paliar el descenso de los ingresos por billete. Se aplicarán cuatro de las 15 líneas que maneja el Consell y serán de entre el 15 y el 70% entre 2015 y 2019.

La línea más afectada va a ser la 21, que une Alicante con El Campello y que ha sufrido un descenso de usuarios importante a causa de la puesta en marcha del Tram, que tiene frecuencias mucho más interesantes que las del autobús. La Conselleria de Infraestructruas calcula que esta línea perderá un 22% más de usuarios cada año entre 2015 y 2019. Por ello, ha decidido que para compensar recortará el número de expediciones un 70% en este periodo de tiempo, a un ritmo del 17,75% al año.

La línea C-54, que enlaza la Universidad, con Mutxamel, Sant Joan y el Hospital de Sant Joan, perderá un 17,3% de usuarios anuales y se recortará un 15% anual, hasta alcanzar un 60% menos de expediciones (viajes) en 2019.

La conexión entre San Gabriel y la Universidad, que cubre la línea 36, perderá un 9% de usuarios al año, por lo que se ha decidido aplicarle un recorte del 8,75% anual, hasta alcanzar un 35% en el año 2019.

Tampoco se libra la línea 24 que une Alicante y San Vicente. Ha perdido usuarios a consecuencia de la entrada en funcionamiento de la línea 2 del Tram, pero aún así es una de las más utilizadas. Infraestructuras ha calculado que entre 2015 y 2019 la línea perderá una media del 9% de usuarios cada año. Paralelamente, se reducirán sus expediciones un 7,5% cada año, hasta alcanzar una reducción del 30% en el último año de la concesión.

Las líneas 26, 30, 31, 35, 38, C-53, C-55, 21N, 23N y 24N no sufrirán reducciones en sus frecuencias, en un principio, y la 23, que enlaza Alicante con Sant Joan y Mutxamel y es también una de las más usadas del servicio, será la única que se vea reforzada en los próximos años. Así, según los cálculos realizados por la Conselleria de Infraestructuras, se incrementará un 3,75% el número de expediciones anuales de esta línea, hasta alcanzar un 15% más en 2019.

El alcance de estos recortes en el global de las expediciones realizadas por el servicio es que se realizarán 33.141 expediciones menos en 2019 que en 2015, al pasarse de 182.627 a 149.486.

Esta disminución de las frecuencias de los autobuses permitirá reducir cada año los costes de prestación del servicio por parte de la concesionaria, con lo que se paliarán las pérdidas por billetes.

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s