Se inician los actos conmemorativos del centenario de la llegada del tren a Altea


Con la presencia de la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, el alcalde de Altea, Miguel Ortiz, y el director gerente de FGV, Pablo Cotino arrancaban este jueves los actos conmemorativos del centenario de la llegada del ferrocarril a la localidad de Altea y que se desarrollarán a lo largo de este mes.

La línea de ferrocarril, con ancho de vía métrica y tracción a vapor, se inauguró entre Alicante y Altea el día 28 de octubre de 1914, y entre Altea y Dénia el 11 de julio de 1915, con una longitud total de 92,7 kilómetros. En la actualidad, esta línea forma parte del TRAM de Alicante, en concreto la conexión con Altea pertenece a la Línea 9 (Benidorm-Denia).

La consellera de Infraestructuras destacaba que “el servicio que presta actualmente el TRAM de Alicante da continuidad y garantiza el futuro de los 100 años del ferrocarril en Altea. Esta línea que une Alicante con La Marina cuenta con un pasado centenario pero por delante tiene muchos años de vida como transporte vertebrador, capaz de garantizar la movilidad de miles de usuarios de las poblaciones del norte de Alicante”. De hecho, recordó que FGV está llevando a cabo desde el pasado año un amplio proceso de renovación de la Línea 9 del TRAM de Alicante que une Benidorm y Denia, a través de un Plan de Modernización que cuenta con más de 40 millones de euros de presupuesto.

FGV ha adjudicado ya más de 17 millones de euros en distintas actuaciones que permitirán la instalación de una moderna red de comunicaciones, un sistema de protección automática de trenes, un sistema de gestión de tráfico centralizada y un renovado sistema de bloqueo ferroviario, incrementando las condiciones de seguridad de la línea. A su vez, se ha adjudicado el concurso para la mejora técnica de los seis trenes diésel de la serie MAN 2.500 en servicio actualmente.

“Gracias a estas inversiones, el TRAM de Alicante contará con una red completamente renovada y que cumplirá modernos estándares de explotación. Las actuaciones redundarán en una mayor seguridad confortabilidad del trayecto, una gestión del tráfico ferroviario más óptima y en un mantenimiento más eficiente”, ha destacado Bonig.

PRIMER CENTENARIO

Desde su inauguración, la línea de ferrocarril representó una notable mejora de las comunicaciones para la comarca de La Marina. En los primeros años transportaba hasta Alicante y su puerto las más variadas mercancías de La Marina, como pasas, frutas, hortalizas, vinos, juguetes o material de construcción, transportando al regreso el guano que llegaba al puerto de Alicante y los granos y harinas de La Mancha, que llegaban por ferrocarril.

En cuanto al transporte de viajeros, experimentó un notable aumento a partir de los años 40, cuando duplicó el número de viajeros anuales. Si, entre 1917 y 1936, la media anual de viajeros estaba sobre los 240.000, entre 1940 y 1950 pasó a superar los 550.000. Posteriormente, en la época en que el ferrocarril era explotado por FEVE, concretamente en el año 1973, se superó la cifra de 1.100.000 viajeros, coincidiendo con la inauguración del primer tren turístico de España, “Limón Exprés” dos años antes, en 1971, manteniéndose la tendencia en aumento hasta su traspaso definitivo a la Generalitat Valenciana en 1986.

La línea Alicante-Dénia fue traspasada en 1986 a la Generalitat Valenciana. El 10 de noviembre de 1986 se crea la entidad de derecho público Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y la línea pasa a depender de ésta.
ACTIVIDADES

Entre las actividades programadas, la Fonda ” El Gran Hotel La Marina”, situada junto a la estación de Altea, acogerá una exposición sobre el “trenet” de La Marina, que permitirá ver cómo se organizaba la circulación en una estación, así como aquellos elementos que utilizaba la brigada de Vías y Obras para desempeñar sus funciones diarias y, por último, una temática relativa a los efectos que la puesta en marcha del “trenet” produjo sobre el desarrollo social y económico de Altea y su comarca. Esta muestra está compuesta por piezas de material ferroviario, documentos y fotografías inéditas, aportados por aficionados al ferrocarril de la zona y del archivo de FGV. La Casa Fonda, propiedad de Ximo Romà, fue construida tras la llegada del tren a Altea y mantiene el mobiliario original de principios del siglo XX.

A su vez, el antiguo depósito de locomotoras de la estación se ubicará una reproducción a escala de la estación de Altea construida por Vicente Serrat, así como diferentes elementos ferroviarios. De manera paralela, se han organizado visitas guiadas a las exposiciones y conferencias sobre el trenet de La Marina desde diferentes puntos de vista: histórico, técnico o social.

El montaje de las exposiciones y las coordinación de las visitas guiadas y conferencias serán llevadas a cabo en colaboración con FGV por Vicente Serrat (jefe de estación de Altea desde 1990 a 2013 y Juan Vicente Martín Devesa (historiador y escritor).

Enlace

Aquesta entrada s'ha publicat en TRAM i etiquetada amb , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s